CON LA VISITA DEL LOGROÑÉS EN COPA Y DEL UCAM EN LIGA

Una semana de órdago

Los jugadores del Cartagena trabajando esta mañana del martes 11 en las instalaciones de la Torre Golf de Balsicas. Foto FCC
Los jugadores del Cartagena trabajando esta mañana del martes 11 en las instalaciones de la Torre Golf de Balsicas. Foto FCC

Sin tiempo para el descanso la Copa vuelve. Apenas tres días después de acabar la maratoniana vuelta por Extremadura y Huelva, de nueve días de duración, el Cartagena se apresta para otra semana de órdago con otros dos rivales importantes como van a ser el Logroñés en la Copa del Rey y el UCAM Murcia cuatro días más tarde en la Liga. Doble prueba para comprobar si el equipo albinegro reacciona de verdad

No hay descanso para el Cartagena. La Copa del Rey, ese torneo que le ha dado pingües beneficios en los últimos años a las arcas blanquinegras, llama a la puerta. Y después, la Liga. Los abonados no pagan en ninguno de los dos partidos, a cual de ellos más atractivos, con lo que se espera una buena entrada en ambos encuentros. Hay interés, sobre todo por comprobar si los blanquinegros son capaces de arrancar definitivamente.

Porque el Cartagena, lo que se dice arrancar-arrancar no lo ha hecho todavía. Tras el bodrio tan decepcionante que supuso el choque frente al filial del Granada los de Munúa volvieron a fallar en el primer envite de Don Benito con un triste partido reflejado en el 0-0. Tres días después el gol de Rubén Cruz mejoraría la imagen cartagenerista y el primer tiempo de Huelva, hasta la expulsión de Orfila, resuló bastante esperanzadora.

Pero claro, todo eso hay que dejarlo sellado y rubricado a ser posible, Primero frente al Logroñés, un rival duro y peleón que tampoco ha empezado la liga como le había gustado y después la visita de un UCAM que llegará con muchas aspiraciones de dar un golpe en el Cartagonova.

Munúa, que ha trabajado este martes con sus jugadores en la Torre de Golf de Balsicas, sabe todo esto de sobra. El uruguayo ya se va haciendo a la idea de las repercusiones que tienen en Cartagena los resultados de los albinegros y que, por tanto, están obligados a ganar los dos choques, ante el Logroñes para colarse en la tercera y definitiva eliminatoria y frente al UCAM porque el equipo necesita salir de las últimas posiciones y empezar a pensar en la zona alta.