EL 1-2 SE DIO TRES VECES Y EL RESTO, POR DOS GOLES DE DIFERENCIA

Hasta ocho veces logró el Cartagena un resultado igual o superior en Liga al que necesita en Ponferrada

Nadie en el cartagenerismo duda de las dificultades que encierra dar la vuelta a la eliminatoria. Pero la realidad es que quedan 90 minutos en lo que todo puede ocurrir y el Cartagena ha logrado hasta en ocho ocasiones fuera de casa en liga el mismo marcador o uno superior al que necesitará en El Toralín. Con bajas importantes, sí, pero no imposible

Imagen de aquel Cartagena-Barça B que tambiñén perdieron los albinegros, para ganar luego en Barcelona/Foto RAUL VELASCO/SCT
Imagen de aquel Cartagena-Barça B que tambiñén perdieron los albinegros, para ganar luego en Barcelona/Foto RAUL VELASCO/SCT  

En el Cartagena se han dado prisas para poner en marcha la ahora llamada ‘OperaciónRemontada2’, que puede salir o no. Pero las posibilidades existen. Cosas más difíciles se ha visto en el fútbol. Hace dos temporadas, sin ir más lejos, el cartagena también perdía en casa ante el Barça B que después acabaría ascendiendo por 1-2. Y cuando muy pocos creían el entonces equipo dirigido por Monteagudo llegó, fue mucho mejor y ganó en el Miniestadi por 0-1. En los últimos minutos Cristo Martín tuvo la victoria en sus pies pero no la suerte. Y el Cartagena acabaría eliminado cuando la realidad es que lo tuvo todo para haber remontado.

En la Liga los blanquinegros han logrado un marcador como el que van a necesitar en Ponferrada hasta en ocho de los 19 partidos que han jugado a domicilio, bien es verdad que con rivales de muy distinto nivel y sin tanta presión aunque también hubo encuentros ante equipos de nivel para el playoff como el Melilla o el UCAM, por citar dos casos concretos. En el ‘Álvarez Claro’ fue un 1-2 y en La Condomina 1-3. Cualquiera valdría para Poinferrada.

El Cartagena ganó por dos goles de diferencia en Jumilla y UCAM Murcia (1-3), Malagueño, Marbella, Granada (0-2) y por 1-2 en Murcia, Melilla y San Fernando. Ocho campos que no son comparables a lo que se van a encontrar en el campo de la Ponferradina pero que no por ello hay que arrojar la toalla, todo lo contrario.

Hace dos temporadas, tras el 1-2 de Barça B en el Cartagonova, se hablaba de que los blanquinegros necesitaban de un milagro en el feudo azulgrana, y sólo la mala suerte imposibilitó seguir adelante y haberse enfrentado en aquella final al Racing de Santander. Finalmente fue el propio Barça B el que acabaría ascendiendo.

Las bajas de Josua Megias y de Antonio López en defensa y de Elady en la delantera van a tener su peso en oro, pero los que van a jugársela en sus puestos han sido titulares en la práctica totalidad de la Liga. En el caso de Moisés tiene la oportunidad de resarcirse de su auto expulsión en Valdebebas dando el nivel que el sevillano puede dar. Y en cuanto a la dupla Aketxe-Rubén Cruz suman 16 goles entre ambos, lo que es una cifra como para tenerla en cuenta.

Está muy complicado, esa es la verdad, pero quedan 90 minutos y son para la esperanza de que el cartagena, sus jugadores, saquen todo lo bueno que tienen dentro y, aunque sólo sea por su afición, sean capaces de voltear la eliminatoria y darle la vuelta a la tortilla. Es muy difícil, sí, pero no es imposible.