LOS ALREDEDORES DEL ESTADIO, IRRECONOCIBLES

Ver el exterior del Estadio daban ganas de llorar

El público, la salsa del fútbol, fue lo que más se echó en falta en este Efesé-Sporting. Las imágenes de los exteriores lo dicen todo, apenas nadie cuando solo faltaba una media hora para el inicio del partido

Los alrededores del campo vacíos
Los alrededores del campo vacíos  

Lo que a esas horas suele ser un bullicio de gente y un ir y venir continuo de aficionados y seguidores, que entremezclan sus banderas y sus saludos y conversan sobre lo que puede ocurrir dentro, nada de eso ocurrió esta vez. Es la nueva realidad a la que vamos a tener que ir acostumbrándonos salvo que la situación actual con la pandemia de un giro por completo, algo que por otra parte no se espera.

Pero ciertamente, de algunos miles de personas que suelen ir a esas horas de allá para acá no había prácticamente nada. Casi se podía escuchar el silencio. Apenas unas cuantas personas, las que íbamos a ejercer alguna función muy concreta y con la correspondiente acreditación y poco más.

Más allá de las victorias o las derrotas solo deseamos que acabe esta pesadilla lo más pronto posible y que los espectadores, que son la salsa del fútbol, puedan ocupar su asiento por el que han pagado y de lo que, por cierto, el club nada dice al respecto a la hora de algún detalle con sus abonados, que bastante resignados se encuentran viendo a su equipo por la ‘tele’, por lo que encima, hay que seguir ‘rascándose’ el bolsillo.

IMG_20200920_171909