PENDIENTE DE PRUEBAS RADIOLÓGICAS

Verza, con un problema de tobillo que el propio jugador cree puede no ser pequeño

Verza.
Verza.  

El mediocentro oriolano Verza tuvo la mala suerte de  abandonar el terreno de juego en el partido de anoche en el Cartagonova ante el  CSKA con fuertes dolores en un tobillo. Tuvo que ser ayudado a salir del campo por las asistencias porque no estaba en condiciones de hacerlo por su propio pie.

Ya acabado el encuentro este medio digital supo que Verza sufría un fuerte dolor y que el propio futbolista temía que, con visos de ser un esguince de tobillo la causa, pudiese afectar a los ligamentos. Todo quedaba pendiente de las pruebas radiológicas, pero las primeras sensaciones quedan ahí.

La enfermería cartagenerista va a acoger por varias semanas a Verza, jugador que en la campaña lleva disputados diecinueve encuentros y es uno de los especialistas a balón parado.