UN GOL DE JOVANOVIC AL CUARTO DE HORA, DECISIVO PARA QUE LOS ALBINEGROS SIGAN FIRMES EN SU CAMINO

Por Granada pasó todo un líder (0-1)

El Cartagena volvió a dar una lección de cómo hay que jugar fuera de casa. Los albinegros, con un gol muy oportuno del serbio Jovanovic al cuarto de hora,  volvió a ganar lejos de casa a base de demostrar solidez y mucha seriedad, además de seguridad, en todas sus acciones. Los cartageneristas apenas sufrieron, dejando en la ciudad de la Alhambra la sensación de que pasó todo un líder férreo y compacto. En la imagen del FC Cartagena el momento en el que Jovanovic conecta su cabeza para enviar el balón a la red de Rachveli

Momento del gol de Jovanovic // FOTO:  FC CARTAGENA/ A. Céspedes
Momento del gol de Jovanovic // FOTO: FC CARTAGENA/ A. Céspedes  

RECREATIVO GRANADA-FC CARTAGENA: 0-1

RECREATIVO GRANADA: Rachveli, A. López, Fran Serrano (73' Caio), Montoro (82' Rui Pedro), Pepe, Viedma, Rubén, Isi (73' Butzke), Sebban, Aranda, Mario

FC CARTAGENA: Marc Martínez, Andújar, Forniés, Fucile, Carlos David, Cordero (63' Verza), Quim Araujo, Carrasquilla (32' José Ángel Jurado), Elady, Jovanovic (45' Rodrigo) y William 

GOLES: 0-1 Min 15 Jovanovic; 

ÁRBITRO: el alicantino García Aceña (Comité Valenciano) mostró cartulina amarilla a Andújar, Marc Martínez por parte del FC Cartagena y  Mario, Fran Serrano, Montoro por parte del Recreativo Granada 

INCIDENCIAS: Se jugó en la Ciudad Deportiva del Granada en sesión matinal. Unos 200 seguidores del equipo albinegro alentaron al líder del grupo IV de Segunda B.

Un comentario de GUILLERMO JiMÉNEZ

Sin rodeos. El FC Cartagena, alias Business, le echó bemoles esta mañana en Granada ante un equipo que no es arquetipo de filial, al  estar integrado por pocos canteranos pero con jugadorazos como el rubio botella, dorsal 6,  Alejandro Viedma, de 20 años, jiennense con pasado sevillista y culé. Ya avisó el  viernes el Comandante Munúa que los rojiblancos lo iban a poner dificilísimo. Pero el Efesé moderno sudó corriendo lo que no está en los escritos para empapar tres mil toallas. Nadie regateó esfuerzos. Supo ser fiel a la consigna  de dejase la piel. El que se mueve no sale en la foto, ya se sabe Todos a por todas y mariquita el último que se decía en otros tiempos

Y Marc Martínez, portería a cero. Este chico entrará en el Guiness. Pero para que el equipo no encaje es preciso una tarea colectiva, porque todos defienden cuando hay que hacerlo. Hasta la fecha históricamente todo era posible en Granada, ‘tierra soñada por mí’ con letra de Lawrence Bhome y cantada por Mariano Sánchez el de Pinatar Arena y después por Plácido Domingo,  pero este  singular domingo 10-N  de papeletas en blanco y negro se dio lo imposible con la puñetera maldición de las lesiones. Porque le tocase al Coco Carrasquilla no entraba en ningún esquema. A la media hora de juego, ¡zas! se rompió el panameño.  Después el tobillo de Joanovic  (goleador) mandó al serbio a ponerse  unos mendrugos de hielo de Sierra Nevada en el sitio. Y luego Cordero,  degollado y ‘tocado’  por su entrega, y fenecido por asfixia. A falta de veinticinco minutos ya estaban hechos los tres cambios reglamentarios. ¡A temblar...!!!

Ah, pero…Los recambios demostraron que cualquier incidencia adversa no se nota: el navarro Rodrigo despertó  felizmente esta mañana y se tornó en correoso, incisivo y peleador por banda zurda, de modo que sin duda se comerá el pavo y el roscón de Reyes en Cartagena; Verza reapareció para poner su punto de experiencia y José Ángel  Jurado juró apoyar en el mediocampismo con fuerza y así lo hizo. La fuerza de Quim,  vaya un Quim Araujo: se echó el equipo a las espaldas tras la baja del divino Carrasquilla.

William Camargo (sigue siendo Queamargo para los defensas contrarios, aún con la cera que recibe) realizó uno de sus buenos encuentros mareando a todo jugador que encontraba por el camino. Y  pudo marcar su primer gol pero el centrochut (2’5 minutos) superó al portero  georgiano pantera rosa  y dio  su pelotazo en el travesaño.  A Pencho Angosto, pegado a la banda como seguidor y por libre, por poco le da un síncope. Como cerca de ese trance estuvo con el involuntario manotazo de Andújar en el área, pero el árbitro  alicantino esta vez no practicó la erótica del joder arbitral y no apreció penalti. También hubo alguna cosilla rara en el área de casa, y en una intervención desestabilizaron a William  por un leve empujón. Pero es que el ‘pitufo’ siempre lo mandaban al suelo.

Todos los electores de la Efesemanía votaron en blanquinegro en la jornada Así que el Cartagena se llevó los tres puntos  de Granada y de paso las urnas como recuerdo envueltas en papel celofán. El segundo gol de cabeza de Jovanovic como albinegro,  en el minuto 15, fue un tanto del Paleolítico, tan sencillo como saber estar desmarcado y meter la camota. Pero hay que estar ahí, en la olla. El serbio se propone continuar su progresión goleadora y celebrarlo cenando acarajé, la sabrosa  bola rellena de camarones y salsa de pimienta que es lo que come en Belgrado.

Escuchando hablar a Munua el viernes antes de viajar a Graná parecía que estaba pergeñando la táctica del pañal universal dodotis XXL de talla porque pintaba al Recreativo de la Alhambra cual si fuese el Ajax de los mejores tiempos de Cruyff o del mejor Barsa del patriota Pepe Guardiola. Y la verdad es que los nazarís llevan futbolistas Top.

  • Eso sí: se impone la moda de que el portero local (ocurrió con el del Recreativo granadino esta mañana) dejase su puerta vacía en el tiempo de descuento en busca de marcar. Imposible. Ni incocordiando a Marc en busca de un placaje. Este Cartagena  está blindado por todos los santos o por el diablo.

 

EJAmB80XkAAC47R

El FC Cartagena consigue golpear primero en la Ciudad Deportiva del Granada // FOTO: Prensa Granada 

EJApuzwXUAA_Jth

Elady ha dejado detalles de calidad durante la primera parte // FOTO: Granada Prensa

EJA1a4xXkAcYAua

El FC Cartagena se llevan los tres puntos para casa // FOTO: Granada Prensa