viernes. 07.10.2022
UN RINCÓN PARA DOCE

Y las entradas para 'er Betis' ¿por dónde andan?

Todos estos días que he paseado por los lugares más emblemáticos de la ciudad portuaria se me han acercado personas de variopinta condición social, que reconociéndome por la pequeña fotografía que SPORTCARTAGENA coloca resaltando mis humildes y divertidas, según los que me saludaban, colaboraciones, para solicitarme alguna que otra entrada...
Todos estos días que he paseado por los lugares más emblemáticos de la ciudad portuaria se me han acercado personas de variopinta condición social, que reconociéndome por la pequeña fotografía que SPORTCARTAGENA coloca resaltando mis humildes y divertidas, según los que me saludaban, colaboraciones, para solicitarme alguna que otra entrada y poder presenciar, en directo, el partido del domingo, ojo al dato, Día de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

No tengo entradas para ver al Real Betis Balompié, les comentaba, ni me voy a poder hacer rico revendiéndolas si las tuviera. No las tengo, en realidad nadie las tiene porque se ha generado tanta locura con la llegada del Club del maestro Curro Romero al Cartagonova que parece más una aparición mesiánica que la puesta en escena del club propietario del famoso “MANQUE PIERDA”.

Este equipo, mi arma, es un equipo de los que remueven conciencias por la capacidad brutal que tiene para concitar, en torno a sí, todas las perspectivas, todas las ilusiones, todos los arrebatos y todas las simpatías del mundo.

Pero es sólo, al fin y al cabo, un club torero, que, hace tiempo, cambió la montera por el sombrero de ala ancha a lo Finidi para ofrecernos tardes futboleras, de ensueño, en los que pone su corazón y, a veces, deleitarnos con “espantas” prodigiosas en cada empeño. ¡Ojala una de esas tardes de “espantas”, digo mañanas, sea el domingo!

Pero es un Club de fútbol, nada más que un club de fútbol con salero, con gracia rebolera antigua, adornada de faralaes.

Sentado en una terraza, clásica por excelencia, en Las Puertas de Murcia me han contado que desde el puente sobre La Rambla se están preparando brigadillas para apostarse a las puertas del Cartagonova antes de que el domingo se ponga el balón en circulación con el fin de lograr los ansiados boletos y muchos traficar con ellos. ¡Qué se acaban, qué se acaban!, como en las mejores tardes de feria ¡O lo he soñado!

Me dicen, que algunos deliran con hacerse de oro revendiendo localidades, pero con su ansia de pelas, digo de euros, lo que van a lograr es espantar a la gente de buen corazón que quiere entradas para ver torear, digo, jugar a este club, que cuentan fue fundado, dirigido o no sé que por un cartagenero de los de bien, D. Alfonso del Castillo Ochoa.

Me susurran que vendrán personas futboleras muy importantes de Cartagena, de La Región y del resto de España.

Para no tirar de hemeroteca, “en tiempos de tribulación, decía el Jesuita, no debemos hacer mudanza”, no recuerdo si hubo alguna primera o última vez, “Arsa que toma y olé”, que “Er Beti” estuvo, para jugar en el viejo estadio o en éste que, visto lo visto, deberán ampliarlo según discurran los llenos, y con reventas mejor.

Existen aficionados, así me lo comunicaron, que están reclamando a los reventas, si los hay, que no aguanten el papel hasta el último minuto para engordarlo con porcentajes inmorales.

Adiós amigos, que Dios reparta suerte y si es, para nuestro, vuestro, suyo CARTAGENA, mejor. Vamos a aguarles, el veintiocho, la fiesta del DÍA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA, cambiando el blanquiverde por el blanquinegro y las bulerías al golpe de Antonio Mairena por la TARANTA y CARTAGENERA, al toque de Carlos Piñana.

Pedro Roberto J.P. En Villamediana de Iregua. Dies2/26: ante diem quartum Kalendas Martias

Y las entradas para 'er Betis' ¿por dónde andan?
Comentarios