EL EQUIPO ALBINEGRO, TRAS LA LLEGADA DE DAVID GARNÉS AL BANQUILLO, HA SUMADO 31 PUNTOS GRACIAS SUS NUEVE VICTORIAS

El FC Cartagena derrota a domicilio al Kelme (1-2) y consigue la permanencia en División de Honor juvenil

Al final, la apuesta que hicieron los dirigentes del FC Cartagena con su equipo de División de Honor juvenil resultó todo un acierto. Y eso que parecía que la misión, cuanto menos, se presentaba más que complicada. Llegaba el mes de diciembre y el conjunto albinegro era tercero por la cola y con una dinámica que precisamente no invitaba al optimismo, más bien lo contrario: el descenso se aproximaba cada vez más.

GARNES 1
David Garnés, en el centro, es abrazado por sus jugadores tras conseguir la victoria en el campo del Kelme

La solución fue sencilla, o al menos eso decidieron los ‘mandamases’ del club: apostar por la gente de casa para intentar conseguir la permanencia en la máxima categoría nacional. El elegido fue David Garnés, técnico del Juvenil B y quienes le conocen bien “un obsesionado del fútbol. Trabaja detalle a detalle y si no podía sacar él al equipo de donde estaba, muy pocos lo podrían conseguir”.

Las cinco victorias consecutivas en Liga ante Torre Levante, San José, La Nucía, Archena y Cartagena FC, resultaron claves en la 'resurrección' de un equipo que parecía condenado al descenso de categoría

El inicio de Garnés no fue nada sencillo; más bien todo lo contrario: primer partido como entrenador del equipo y derrota por 8-0 frente al Valencia CF; segundo partido y otro ‘revés’ (1-2 frente al CD Roda en casa). “Fueron dos palos fuertes, pero teníamos que seguir trabajando y, sobre todo, creyendo en nuestras propias posibilidades”. Y el trabajo comenzó a dar sus frutos: victorias consecutivas ante el Torre Levante, San José, La Nucía, Archena y Cartagena FC más dos empates frente al Talavera y el Elche.

GARNES 2
La plantilla del FC Cartagena en el momento de la celebración por su permanencia en la categoría

Diecisiete puntos sumados de veintiuno posibles, o lo que es lo mismo, siete partidos consecutivos sin conocer la derrota. Y la permanencia, en ese instante, ya se presentaba como un hecho real.  “Hemos sacado esto adelante a base de un gran trabajo y sobre todo de un compromiso brutal por parte de los jugadores y del cuerpo técnico, además del Club, que siempre nos ha apoyado”, aseguraba Garnés a este diario tras la victoria de este fin de semana que le daba la permanencia matemática en la máxima categoría del fútbol nacional juvenil.

“Hemos disfrutado pero sufriendo y luchando semana a semana; al final hemos conseguido la permanencia pero no ha sido nada fácil”.