DESPUÉS DE UN AÑO DE INACTIVIDAD OFICIAL

El regreso del fútbol base en Cartagena acaba pasado por agua en todos los partidos disputados

En Cartagena, como en el resto de la Región, volvió este fin de semana el fútbol base con decenas de partidos disputados en los campos de fútbol de Cartagena y su comarca. Pero lo que iba a ser un día de alegría este domingo se torció con el tiempo y al aparecer la lluvia, no torrencial aunque sí insistente, todos los encuentros disputados acabaron pasados por agua

IMG-20210307-WA0071
Algunos padres presenciando el encuentro del fútbol base

Por fortuna, excepto los campos de fútbol en el ‘Mundial 82’ y el del CD Santiago, todos los demás terrenos de juego ya están preparados para la lluvia.

El césped artificial ya es una realidad en casi todos los campos, excepción hecha del ‘Mundial 82’ que, por ahora y junto al del CD Santiago, que juega en un terreno próximo a la barriada de Lo Campano, lo que posibilitó que, a pesar de la lluvia, pudieron celebrarse todos los partidos previstos, con la molestia de la lluvia para algunos y el disfrute para otros.

Precisamente este fin de semana se ha cumplido un año exactamente de la última jornada futbolística en el fútbol base, tanto en las ligas federadas como en la llamada Liga Local. Sólo unos días más tarde, el 14 de marzo, se producía el confinamiento que encerró a toda la población de este país.

Después de varias intentonas fallidas porque la pandemia maldita no lo permitía, por fin y pese a la lluvia, los chavales de todas las categorías volvieron a llenar de goles y de alegrías los diferentes campos de fútbol cartageneros.

POLÉMICO APLAZAMIENTO

De los casos que conocemos hubo un aplazamiento del partido en la segunda parte, que acabó siendo polémico. El partido de Segunda de cadetes entre el CD Lapuerta y la AD La Vaguada lo suspendió el árbitro en el descanso tras la intensa lluvia que cayó durante la primera mitad, que dejó inutilizadas las mascarillas de los chavales.

La polémica vino porque antes de iniciarse el choque los representantes de ambos equipos –en esos momentos llovía con intensidad- le propusieron al árbitro suspender el partido pero éste se negó porque, según dijo, tenían que autorizárselo sus superiores. Lo curioso es que el colegiado se desdijo de sus propias palabras al descanso, a pesar de que entonces, los dos equipos querían seguir jugando una vez había parado la lluvia.

IMG-20210307-WA0072

Imagen de un partido del fútbol base