El Jimbee Roldán rescata un punto sobre la bocina en casa del Penya Esplugues (1-1)

El conjunto pachequero logra por tanto un importante punto que suba la moral de la plantilla que venía de una derrota inmerecida en casa ante el Burela la pasada semana, y que por otro lado le permita también afrontar ante Poio Pescamar el próximo partido en casa con la tranquilidad de haber sumado en su último choque.

Foto: Ginés Rubio
Foto: Ginés Rubio  

FICHA TÉCNICA

Penya Esplugues:Nerea; Marta de los Riscos, Berta Velasco, Zoe Juanes y Laura Oliva (quinteto inicial). También jugaron, Arantxa Medina, Estela Cantero, Celia Catá, Pilar Ribes e Iris.

Jimbee Roldán: Etayo; Ángela, Mayte Mateo, Consuelo y Sara Navalón (quinteto inicial). También jugaron, Beth Carrasco, Alba Gandía, Mirian, Clara y Claudia Terrés.

CEM Les Moreres. Unos 300 espectadores. Colegiados, Miguel Moreno y Jordi Centeno del colegio catalán. Recibieron cartulina amarilla Ángela y Beth Carrasco en el Jimbee Roldán.

Goles: 1-0, min. 8 Berta Velasco / 1-1, min. 40 Sara Navalón

CRÓNICA

Con un presión alta comenzaba la imbatida Penya Esplugues ante un Jimbee Roldán que no se arredraba inicialmente al empuje local, si bien las catalanas conseguían plantarse con mayor peligro sobre el área rival. A los ocho minutos de juego, en una rápida combinación ofensiva, las rojiblancas se adelantaban por mediación de un gol de su capitana Berta Velasco, en jugada personal tras apoyarse en pared con Marta de los Riscos, y superar desde la frontal del área a Etayo.

El conjunto roldanense optaba entonces por subir la línea de presión con la que las meloneras conseguían pasar a dominar el tempo de partido ante una Penya que hasta el momento se mostraba más cómoda. El Jimbee conseguía plantarse con gran peligro ante la portería local, donde Nerea Vilalta se erigía en el principal sostén defensivo con su buen hacer  bajo palos. El primer acto finalizaba con varias ocasiones de gol para las visitantes que no encontraron el camino al gol. En la reanudación, el conjunto murciano intentaba añadirle intensidad a su presión en busca de las primeras llegadas de peligro, entre ellas un remate de Clara raso que sacaba la cancerbera local.

El paso de los minutos permitía a la Penya subir sus líneas y equilibrar el desarrollo del juego, ante un Jimbee que no lograba materializar en el tanto del empate su dominio. A cinco minutos del final, Ángela Górriz hacía las labores de portera jugadora para el Jimbee. A escasos 23 segundos del final del partido llegaba el empate, por mediación de Sara Navalón a pase de Alba Gandía en jugada en estático con el juego de cinco al segundo palo, dejando al conjunto catalán con la miel en los labios en los últimos compases de partido.