miércoles. 29.06.2022
KILÓMETRO 1080. NOVENO DÍA DE LA RUTA SANTA LUCÍA-SANTIAGO DE COMPOSTELA

Dani y Rayos ya ven Santiago a un paso y sueñan con besar hoy al Santo y regresar mañana a casa

Escribe: Daniel Cegarra Nos separan solamente 50 kilómetros de Santiago de Compostela y casi no nos lo podemos crear. Hemos llegado a Melibe, que está a unos 15 kilómetros de Arzúa, que era la meta de hoy pero no ha podido ser pero tampoco pasa nada. Se nos ha hecho...
Escribe: Daniel Cegarra

Nos separan solamente 50 kilómetros de Santiago de Compostela y casi no nos lo podemos crear. Hemos llegado a Melibe, que está a unos 15 kilómetros de Arzúa, que era la meta de hoy pero no ha podido ser pero tampoco pasa nada. Se nos ha hecho de noche y podríamos haber seguido pero hemos visto mejor quedarnos en dónde estamos.

Estamos muy cerca y muy bien. Hoy hemos pillado un montón de lluvia y mucho viento, como pueden verse en las fotos. Una de ellas es en el albergue en dónde estamos, otra cruzando el río Miño y la tercera es el par de tazas de caldo que nos hemos metido en el pecho a las cuatro de la tarde, cuando hemos llegado hasta aquí.

Mañana queremos salir a las ocho de la mañana porque este albergue hay que dejarlo libre antes de esa hora. Además, a las 12 queremos estar en la catedral de Santiago para la Misa del Peregrino, suponemos que para nosotros va a ser un momento muy especial por todo lo que llevamos pasado. Hemos tenido muchos momentos del viaje en el que hemos pensado en abandonar. Ha sido duro, duro de verdad pero al final lo vamos a conseguir.

Esta noche ya estamos más relajados, lo importante era llegar hasta donde estamos. Yo estoy de lujo, dice el Rayos, y la verdad es que estamos contentos, es una experiencia lo que hemos hecho. Ahora lo que queremos es llegar y volver para ver a la familia. Ya estamos deseando que llegue el lunes a las nueve y media de la mañana para coger el avión en el mismo aeropuerto de Santiago y esperamos a Cartagena sobre las doce de la mañana más o menos, ése es el sueño, ése y llegar mañana a la catedralñ, por supuesto.

El día ha sido duro de verdad, desde Piedrafita hemos subido los 2 kilómetros que nos faltaban y los 200 metros de altitud pero la bajada ha sido malísima porque hacía muchísimo viento y cómo íbamos en plato pequeño hemos sufrido.

El plan de mañana es salor desde aquí, desde Melibe, pasaremos Arzúa y para Santiago, un paseo para lo que llevamos aunque esta mañana, nada más salir, se nos ha partido la cadena cuando estábamos arriba con el frío que hacía. Lo arreglamos y aquí estamos.

Estamos en este albergue municipal, lleno de peregrinos, ahora sí se nota. Hemos encontrado a 3 chicos estudiantes franceses que le están dando la vuelta a Europa, llevan 3 meses dándoles a los pedales. Ya les hemos dicho que cuando pasen por vuestra tierra que nos llamen. Van a estar en total 9 meses dándole a la bicicleta, casi increíble que nos parece.

Nosotros ya estamos bastante bien, el resfriado lo hemos dejado atrás, afortunadamente. Ahora ya sólo nos queda relajarnos esta noche, besar mañana al santo y volver a casa para darle un abrazo a todos los que nos quieren.

Dani y Rayos ya ven Santiago a un paso y sueñan con besar hoy al Santo y regresar...
Comentarios