jueves. 30.06.2022
KILÓMETRO 960. OCTAVO DÍA DE LA RUTA SANTA LUCÍA-SANTIAGO DE COMPOSTELA

Dos puertos, nieve, lluvia, 120 kilómetros y, al fín, a las puertas de Galicia y se quedan a dos pasos de besar al Santo

Escribe: DANI CEGARRA .Son las ocho y pocos minutos de la tarde de hoy viernes. Estamos arriba del puerto de Piedrafita, en la puerta de Galícia, en un albergue. Hemos hecho la etapa desde Astorga, con salida aproximadamente las 8 de la mañana, ¡buaff! con un montón de frío...
Escribe: DANI CEGARRA .

Son las ocho y pocos minutos de la tarde de hoy viernes. Estamos arriba del puerto de Piedrafita, en la puerta de Galícia, en un albergue. Hemos hecho la etapa desde Astorga, con salida aproximadamente las 8 de la mañana, ¡buaff! con un montón de frío que nos helaba. Hemos desayunado pues lo de siempre: 2 vasos de zumo de naranja, café con leche y dos madalenas.

Jose Rayos y yo nos hemos levantado bien, hemos descansado perfectamente. Con la ducha, antes de dormir, nos reponemos, nos quedamos como nuevos pero es que los días están siendo muy duros.

El día que menos kilómetros hacemos son 100 y estamos ocho o más horas sobre la bici. Hoy hemos subido un puerto de 1.500 metros de altura y en lo más alto está Fontebado, que es un pueblo con cuatro casas. Arriba nos ha nevado, unos copos; cuajaba unos segundos en la ropa y se perdían. Hemos almorzado allí, en el primer albergue con chimenea echando humo. Enseguida nos hemos arrimado al calor delo fuego y casi hemos echado de allí a los que también estaban calentándose, que era una pareja de canadienses, una muchacha de Cantabria y un americano que no sé si era de Colombia o de dónde. Más que echarlos, nos hechos hecho un hueco. Menos mal porque hacía fuera del albergue un frío intenso.

(Al hacer la transcripción SPORTCARTAGENA observa que Dani Cegarra tose con bastante frecuencia…) ¿Qué si tengo la gripe A? ¡No creo, hombre! Tengo tos de pecho y me la ha pegado el Rayos, que ahora está bien y dice que dispuesto a hacer las etapas que hagan falta. Yo nunca he fumado, ¿sabes? Menos mal, ¿no?

Estuvimos una hora en este albergue para almorzar y nos hemos tomado, el Rayos y yo, un par de caldos y un bocadillo. Después hemos bajado el puerto en dirección a Nanjarín, luego Acebo y enseguida Ponferrada. Hemos pillado en esta jornada de viernes carretera nacional y también comarcal. La comarcal estaba un poco mal, pero en fin nos nos quejamos.

Se me olvidaba decir que el bocadillo del desayuno ha sido de tortilla con chorizo, más dos tazas de caldo. No veas cómo está el caldo de caliente y de bueno. Esta vez hemos tenido que pagar la consumición. Alguna vez nos invitaron a algún desayuno… Desde Ponferrada hemos cruzado los caminos y parado a comer en Villafranca del Bierzo, a las 3 de la tarde en un restaurante, además hemos aprovechado para dar una vuelta por el pueblo. Como vamos con el tándem y el remolque, la gente se nos queda mirando. En algún pueblo la Guardia Civil nos ha ayudado muy amable y muy bien, para encontrarnos un albergue. Aquí hay muchos albergues porque, claro, estamos en la ruta de los peregrinos.

A partir de Astorga todos los pueblos viven de los peregrinos a los que acogen. Esos mismos peregrinos con los que coincidimos y a los que adelantamos en los caminos, pues por algo vamos en bicicleta y ellos a pie, nos preguntan qué tal vamos y nos desean buen camino. A partir de Astorga hemos enlazado con el camino francés de Santiago. Toda la noche lloviendo, a tope, desde Piedrafita. Ahora aquí está chispeando y en cosa de pocos minutos, cuando acabe esta crónica nos vamos a dormir, que mañana nos espera otra paliza. Ha estado lloviendo ya de noche, a tope a las siete, desde Piedrafita. Ahora está chispeando aquí.

Antes de que se me olvide vamos a meter la ropa en la secadora para ponérnosla mañana. Hoy nos hemos cargado dos puertos, el de Pedrafita Do Febreiro y el de Foncebado. En total 120 kilómetros con un tándem y remolque de 40 kilos y con viento, nieve y frío. Pero mi socio el Rayos se ha pasado casi todo el tiempo cantando flamenco y de todo lo que pilla. Él no para. Además no para de hablar, el tío. Yo le recrimino que me ha pegado el resfriado.

Bueno, pues mañana sábado salimos de esta zona de Piedrafita, hay que subir 200 metros más. Pasaremos por el puerto de Palla, otros 200 metros más. Llegaremos hasta Arzua, ya en Galicia. Nos quedan unos 120 kilómetros de etapa. Y el domingo nos quedarían unos 38 kilómetros y hemos pensado hacerlos por la mañana para llegar a la misa de las 12, que es la misa del peregrino en la Catedral de Santiago Apóstol. Tenemos que pasar por Sarriá, Porto Marín, cruzando el río Miño y enseguida La idea inicial era llegar mañana sábado a Santiago pero lo haríamos ya de noche, así que hemos planificado todo para llegar por la mañana el domingo porque es más bonito y las fotos, de día, salen mejor.

Esto está resultando duro, muy duro. Tenemos un dolor de culo exagerado. Le pusimos a la bicicleta unos asientos más cómodos pero hoy nos hemos tirado ocho horas encima de la bici, es mucho tiempo. Este es el octavo día, ¿no?, y muchos kilómetros. Son ya ocho días y sin descansar una jornada. Ni en el Tour de Francia se deja de descansar. Pero bueno, aquí estamos.

Tengo que decir que cuando vamos pedaleando apagamos el teléfono móvil. No estamos en condiciones de hablar, ya os lo podéis suponer. Ponemos el móvil en marcha cuando vamos a comer. Ahora que lo pienso, aprovecho esta crónica para saludar a nuestras familias y a nuestros amigos. Ya queda menos.

Dos puertos, nieve, lluvia, 120 kilómetros y, al fín, a las puertas de...
Comentarios