miércoles. 07.12.2022
CARTAGENA

Los colectivos de la movilidad manifiestan su preocupación

Tras la reunión de la Mesa de la Movilidad el pasado lunes 4 de julio, constataron una vez más las contradicciones existentes entre el discurso de los representantes políticos y su forma de actuar.
Los colectivos de la movilidad manifiestan su preocupacion
Los colectivos de la movilidad manifiestan su preocupacion

"La primera desilusión nos llegó con la presentación de las Líneas Maestras de la Ordenanza de Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Este documento, que llega casi con dos meses de retraso, refleja una filosofía de acción muy conservadora, ya que la zona propuesta es muy limitada; y centra todas las actuaciones en la reducción de sustancias contamiantes que se emiten a la atmósfera, dejando a un lado la contaminación acústica, la conexión y ampliación de la red de carril bici, la intermodalidad y la potenciación de medios de transporte sostenibles" comenta Fernando Tonda Mena, del colectivo ciudadano MoviliCT por tu Salud.

"Las zonas de bajas emisiones deben contribuir no solo a mejorar la calidad del aire y del medio ambiente sonoro. Deben ser un elemento clave a la hora de mitigar el cambio climático y tienen que ser las impulsoras de un cambio modal, hacia modos de transporte más sostenibles y más eficientes desde punto de vista energético; tal y como queda recogido en el Proyecto de Real Decreto, por el que se regulan las ZBE. Conseguir estos objetivos implica que, además del tráfico, se tengan en cuenta otros factores como los cruceros que llegan al puerto, los cuales emiten a la atmósfera sustnacias contaminantes, que no van a ser tenidas en cuenta. Además la presencia del Valle de Escombreras y los vientos de Lebeche, traen con frecuencia gases procedentes de las fábricas allí instaladas, que afectan sobre todo a las personas que viven en los barrios más próximos como Santa Lucía, Lo Campano, Los Mateos o la Bª Hispanoamérica; lo cual tampoco se va a recoger", comenta Paula Valdivieso Ferrandiz, de Madres por el Clima.

"Hay que ser más ambiciosos si de verdad queremos que se cumplan los objetivos que subyacen en las ZBE. El espacio a controlar debe ser más amplio y en todo él, la velocidad máxima permitida no debería superar los 30 km/h; estableciéndose además, zonas especiales(supermanzanas y otras donde la velocidad máxima no superaría los 20 km/h). Reducir la velocidad del tráfico en la ciudad, la hace más segura para los ciudadanos/as, ya que reduce notablemente los accidentes por atropello; además, permite más utilización del espacio público, menos ruido y contaminación atmosférica" nos dice José Ángel Vivancos Román, de la Asociación Vía Libre.

"Tampoco estamos muy contentos con la forma que desde el Ayuntamiento se aborda la Semana Europea de la Movilidad (SEM). Nos da la impresión de que lo único que les interesa es cubrir el expediente, tras ver el escaso compromiso a la hora de plantear actuaciones permanentes (como la Oficina del Peatón y la Bicicleta). Hasta ahora lo único que parece que les interesa, son algunas acciones lúdico recreativas, que al quedarse aisladas, pierden su verdadero objetivo. Esperemos que de aquí al día 18 de julio, fecha en la que tendrá lugar una reunión para hablar de la SEM, el Ayuntamiento recapacite e incluya otras actividades encaminadas a formar al personal técnico del Consistorio y a concienciar a todos los cartageneros y cartageneras", explica Eduardo Lucas Muñiz, del colectivo BIcue.

Los colectivos de la movilidad manifiestan su preocupación
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios