La cuarta escuela Municipal de Verano Adaptada Icue potencia capacidades de sus participantes en el colegio Miralmonte

 

El pasado 26 de junio la Escuela Municipal de Verano Adaptada Icue inició sus actividades para los participantes de esta edición. 

Foto: Ayuntamiento de Cartagena
Foto: Ayuntamiento de Cartagena  

El concejal de Deportes, Ricardo Segado, ha visitado este miércoles, 28 de junio, la escuela, donde ha comprobado de primera mano el desarrollo de las actividades que el Club Deportivo Adaptado ICUE Miralmonte lleva a cabo en esta escuela de verano que tiene lugar en las instalaciones del Colegio Miralmonte del polígono residencial Santa Ana.

Se trata de la cuarta edición de esta escuela de verano, ha recordado el concejal de Deportes, quien ha estado acompañado en su visita por la presidenta del Club Deportivo Adaptado Icue, Isabel Carmona; la representante de Asociación Tutelar de la Persona con Discapacidad (ASTUS), María Dolores Albaladejo; y varios representantes del colegio Miralmonte, como el director, Juan Carlos López.

“He podido comprobar que la aportación municipal a este proyecto no es en vano”, ha destacado Segado, quien ha subrayado que los 20 niños y jóvenes que participan en esta edición pueden disfrutar del verano desarrollando y potenciando sus capacidades. “Es una gran alegría para el Ayuntamiento de Cartagena”, ha remarcado el edil, quien ha mostrado su compromiso de seguir apoyando y colaborando en esta escuela de verano.

A su vez, la presidenta del CDA Icue Miralmonte ha hecho hincapié en el objetivo del club de buscar la adaptación, accesibilidad e igualdad de oportunidades. En esta cuarta edición de su Escuela de Verano participan niños y jóvenes de todas las edades con diferentes tipos de discapacidad física, intelectual o sensorial.

Las Escuela realiza todo tipo de terapias deportivas con los niños, en horario de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas. Durante las dos primeras horas, se desarrollan actividades de musicoterapia, juegos, pintura, o deportes como baloncesto, balonmano o bádminton. Después hay desayuno para todos los participantes y, a las 11.30 horas, comienzan las actividades de natación adaptada hasta las 13.30 horas.

Por su parte, la responsable de ASTUS ha valorado la iniciativa, en la que están inscritos algunos de los usuarios de esta asociación que cumple 50 años en 2017, y ha destacado la importancia de “contar con una actividad tan importante como es el deporte y adaptado a las necesidades de las personas, en un entorno inclusivo como un colegio, junto a otras escuelas de verano”, al tiempo que ha subrayado que con esta escuela de verano los participantes “pueden desarrollar actividades fuera del entorno familiar”.

Finalmente, el director del colegio Miralmonte ha asegurado que “supone un regalo para nosotros el ejemplo de la lucha diaria y los valores que transmiten” los participantes de la actividad. Además, ha apuntado que “como centro, debemos transmitir valores con hechos ya que, con nuestras acciones, es con lo que realmente enseñamos a nuestos niños”.