LA ENTREVISTA TELEFÓNICA EN TIEMPO DE CORONAVIRUS

El cartagenero de Santa Lucía, con un currículo de 10, se refugia en la Isla y controla todo lo que pasa y lo que no pasa

Rueda de prensa en Senegal representando a LaLiga.
Rueda de prensa en Senegal representando a LaLiga.  

Un fuera de serie. José Moya Gómez, 41 años de vida intensa, hoy enclaustrado donde más le gusta, su casa en el barrio de Santa Lucía, mirando al sol que baña el Mediterráneo. Conoceréis mejor a Jose mirando la Entrevista (35 minutos de vídeo) que nos ha regalado en tiempo de coronavirus, Y un día de mayo volverá a ser entrevistado aquí por segunda vez. 

Sacamos en conclusión de la entrevista mantenida telefónicamente por José Moya que el polifacético sabio joven de Santa Lucía, el barrio pescador y castizo de Cartagena, el que mira al sol o el sol lo mira él sin tasa, disfruta por ser en esta zona privilegiada de la ciudad trimilenaria uno de los residentes en la etapa del coronavirus.

Jose tiene entre todas las virtudes y medallas virtuales a las que se hace acreedor,  la de ser persona accesible aún más si te considera su amigo, que es el caso de quienes componemos el pequeño grupo de labor de Sportcartagena. Conste en acta a los efectos oportunos.

Jose se apaña con el manejo de dos idiomas (inglés y español cartagenero) en los continuos viajes por el mundo en gestión temas deportivos

En la peculiar entrevista por teléfono ha vertido con un verbo imparable, fino y a la vez 'sacarronista' y fresco como la Galerna del Cantábrico, incluso con el boicoteo de cuatro cortes telefónicos (accidentales, involuntarios y extraños como si hubiese comprado el móvil en Biafra) en la misma entrevista,  parte de sus muchísimos conocimientos en las diferentes ramas de la vida, de ese árbol de la vida en el que él ha sabido profundizar y extraer lo mejor con un trabajo que le obliga a estar viajando de un continente a otro, vestido  con traje de etiqueta  y la vuelta y con escaso reposo, para vender cosas de LaLiga. Se apaña con manejar dos idiomas: el inglés  que "es el que mueve el mundo", nos dice, y también utiliza el "español cartagenero", también cita textual.

Ameno, calculador, viajero, negociador, firme y diferente al resto de la gente, este Moya ya sabe que Teruel existe  y por saber también conoce y le jode que  al final el ascenso del FC Cartagena llegará cuando quieran los astros. Conoce a Tebas, claro que sí, y dicen es buen amigo de Florentino Pérez, de ACS y del Real Madrid. Y admira al ex deportista Alonso Gómez López desde que el padre de Jose, que fue jefe de Alonso en la etapa de ambos en la EN Bazán, le explicaba hace bastantes años que el ex árbitro se entrenaba por las mañanas corriendo con ropa deportiva que guardaba en un almacén alrededor del carenero de la constructora naval. Entraba al curro bastante antes de la hora y paraba de hacer sus entrenamientos cuando debía empezar a trabajar en la oficina de Compras.

Y no solo ha estado o sigue ligado a deportes, José, como practicante sino que en su historial consta fue dirigente, director de Marketing y recursos en la hoy finiquitada UD Salamanca, en Segunda, y director general en el Elche CF cuando Jesús Reguillos Limones era un chiquillo y chupaba banquillo porque el Willy Caballero, el portero argentino y sin un pelo de tonto, no le cedía el puesto.

VÍDEO EXCLUSIVO DE SPORTCARTAGENA.ES