CAMPEONATO DEL MUNDO DE PIRAGÜISMO EN HUNGRÍA 

Dos medallas de plata y dos plazas olímpicas más para los palistas UCAM 

El K2 1.000m con Paco Cubelos e Íñigo Peña y el K4 500m con Craviotto, Marcus Cooper, Germade y Carlos Arévalo subieron al podio y sacaron billete para Tokio 2020 

Craviotto Arévalo Marcus y Germade - Plata K4
Craviotto Arévalo Marcus y Germade - Plata K4  

Gran éxito de los piragüistas de la Universidad Católica de Murcia en el Campeonato del Mundo celebrado en Szeged (Hungría). En total han sido cuatro medallas (dos de plata y dos de bronce) y cuatro plazas olímpicas, un excelente botín para los piragüistas UCAM que serán una de las grandes bazas del deporte español en los Juegos Olímpicos de 2020. 

La primera alegría de la última jornada llegó de la mano de la pareja formada por Paco Cubelos e Íñigo Peña en K2 1.000 metros que certificaron las buenas sensaciones que habían ofrecido en las anteriores competiciones consiguiendo la medalla de plata y la correspondiente plaza olímpica.

Más complicado parecía, sobre el papel, la competición del K4 500m por la baja de última hora de Cristian Toro. La entrada de Carlos Arévalo y el rendimiento de le embarcación con apenas unas semanas de entrenamiento era una incógnita pero todas las dudas saltaron por los aires en una enorme final en la que España, con tres tripulantes UCAM (Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade), lograba la plata y a punto estaba de lograr el oro. 

Cubelos y Peña - Plata K2

Cubelos y Peña,plata en K

Cabe destacar también la cuarta posición de Sete Benavides en la final de C1 200m y la sexta plaza del C4 500m en el que competía el murciano Mohssine Moutahir.  

Los palistas UCAM ya habían sumado dos medallas de bronce en las jornadas anteriores. Primero fue Sete Benavides, el pasado viernes, con su compañero Toni Segura, en C2 500m. Posteriormente lo consiguió Teresa Portela, en la jornada del sábado, en K1 200m. Ambos lograron para España la plaza olímpica en sus categorías

. Para Sete serían sus terceros Juegos Olímpicos y en el caso de Teresa Portela serían los sextos, convirtiéndose en la mujer española con más participaciones olímpicas.