EVERESTING CHALLENGE EN PORTMÁN

Pepe Uribe logra su segundo gran reto al ascender 10.000 metros en una sola actividad, sin dormir

El pasado viernes 9 de marzo un deportista cartagenero, Pepe Uribe, logró su segundo gran reto en el Everesting Challenge al completar en las cuestas de Portmán ascender los 10.000 metros y en una sola actividad, sin dormir. Se trata de la segunda gran gesta de este cartagenero en apenas tres meses.

Pepe Uribe marchó hacia la Bahía de Portmán a las 12:00 de la noche con la intención de superar los 10.000 metros de desnivel acumulado de subida vertical (desnivel positivo acumulado) en una misma cuesta repitiendo una y otra vez tantas subidas como sean necesarias hasta completar esos 10.000 metros y en una sola actividad, es decir, sin dormir.

Pepe Uribe ya llevaba en mente realizar este reto desde que el pasado 30 de diciembre completó su Everesting Challenge en el monte Galeras, que ya describimos en este periódico.

¿Y por qué +10.000 metros verticales? pues porque desde la web oficial que determina las reglas del Everesting Challenge (everesting.cc) se establecen una serie de normas para ser incluido en el Salón de la Fama (Hall of Fame) como es en este caso superar la altitud del monte Everest que son los 8848 metros. Esto ya lo consiguió en Galeras.

Ahora se trataba de ingresar en la Alta Sociedad de “Rodadores” (La High Society Rouleurs), que determina superar los 10.000 metros positivos (o verticales) en una sola actividad, es decir, también sin dormir.

uribe3

UN RETO QUE SE UNE AL ANTERIOR ESTABLECIDO

Este era el nuevo reto de Pepe Uribe desde que completó su Everesting en Galeras. Dicho reto se denomina en la mencionada web everesting.cc, en su sección hell500, como el Límite, ya que se trata de precisamente eso, de establecer el límite de lo que es posible en una sola actividad, prefijado en esos 10.000 metros de ascensión vertical.

Para ello, después de cenar copiosamente y tomar un café bastante cagado, salió de su casa sobre las 23:30h., quedó con su amigo Edu para recoger su reloj Garmin con la finalidad de registrar la actividad con más fiabilidad que habitualmente lo hace su teléfono móvil (es la actividad que puede observarse en la web https://www.strava.com/activities/1446488114 ). Tras recoger el reloj marchó en su coche sólo hacia Portmán, llegó sobre las 00:30h y aparcó junto al sendero de inicio de la calzada romana, en el desvío de se dirige hacia el faro de Portmán, preparó su bicicleta, bebida y alimento y a las 00:50 comenzó a pedalear.

El tramo de subida que eligió esta vez es una cuesta que va desde esta redonda a la salida de Portmán en dirección Los Belones hasta el inicio de subida del monte Cenizas, que ya es pista de tierra, o el inicio de bajada hacia el Campo de Golf.

Es una cuesta de 1,6 km y106 metros de desnivel y con una pendiente en algún tramo cercano al 13%. Cada bucle (subida y bajada) le supone entre los 10 y los12 minutos. En menos de dos horas desde el comienzo ya estaba su amigo Jorge Soto en la mencionada redonda de inicio dando ánimos a Pepe para que aguantara toda la noche allí sólo, y así fue, aunque la noche se hizo dura sobre todo por el sueño que en ocasiones era complicado de soportar ya que había madrugado esa mañana y por la tarde no tuvo tiempo ni de echar una ligera siesta.

uribe6

LLEGAN AMIGOS PARA ACOMPAÑARLE

Ya por la mañana temprano sobre las 8:00 se acercó su amigo y compañero de fatigas de larga distancia (1.000km en junio de 2017 en 75 horas) Jorge Cebrián (actual campeón de España en su categoría de ciclismo de larga distancia) con un termo de café caliente y una bandeja de pasteles que le vinieron como anillo al dedo. Poco más tarde se acercó su amigo Dani Montero para darle ánimos.

Un rato más tarde ya se unieron en bicicleta varios compañeros de la grupeta Camantes de Los Dolores, tales como Salvi, Millán, Josemi, Eliseo, también Jorge Soto y algún amigo de estos. Cada cual estuvo el tiempo que pudo subiendo y bajando para ayudarle a que estas subidas se hicieran más llevaderas. Algunos de ellos subieron entre 10 y 25 veces, en especial Salvi y Jorge Soto.

uribe2

Sobre media mañana se acercó su hermana Juana María Uribe y su pareja Jesús Mora con unos suculentos y energéticos churros del Bar La Paz, y también José María “el panaero” con su mujer e [email protected] con unas empanadillas hechas especialmente para la ocasión y con mucho amor y cariño .

A la una del mediodía ya había ascendido 6000 metros en 56 subidas. A la hora de comer llegó su mujer Maria José Olmos con su hijo Jose Juan Uribe, un buen bocadillo y una Coca-Cola.

Ya por la tarde sólo quedaban sobre ruedas Pepe Uribe y Jorge Soto, a los que se unió Eliseo y antes de que cayera la noche se acercaron Jorge y Raquel de la grupeta Camantes con un batido de proteínas que le vino genial. A las 17:45 ya iba por los 8.000 metros y a las 19:45 superó los 9.000 metros verticales ascendidos, es decir ya tenía su segundo Everesting Challenge completado.

Al caer la noche Jorge y Eliseo tuvieron que marchar por asuntos familiares.

Habiendo completado ya una parte del reto, ahora iba a intentar el segundo reto, se trataba de un 2x1, y era realizar “el Límite”, es decir otros 1.000 metros verticales más.

Ya era cuestión de aguantar aproximadamente otras dos horas más, y así fue cuando pasadas las 23:00 consiguió sumar 10.181 metros con un total de 94 subidas, tiempo en movimiento 19 horas y media, 10.319 calorías consumidas, 8 litros de líquidos y 303 kilómetros recorridos en esta carretera.

uribe4

RETO COMPLETADO

El reto estaba completado con el orgullo de haber comprobado lo bien que respondió su organismo ante el duro esfuerzo que supone algo así, sin duda más duro que en Galeras por ser mayor desnivel acumulado y por ser de mayor pendiente. *(Las diferencias observadas en la distancia y desnivel acumulado de ascenso son debidas a inexactitudes en el registro del teléfono móvil, que es el que se sube a la aplicación strava. El GPS garmin siempre es más fiable y exacto en todas sus mediciones).

Al día siguiente, lejos de quedar en casa para recuperar en el sofá, fue con sus amigos de escalada del Centro Excursionista de Cartagena y del Club de Escalada Aire Libre a entrenar como cualquier otro fin de semana. Con el ánimo y la motivación al 100% ahora Uribe se plantea ya un nuevo y definitivo reto en cuanto a dureza se refiere, se trata del Doble Everesting.

Es un reto ya con mayúsculas, brutal, y escasamente intentado por su extrema dureza, algo casi inhumano. No nos consta que ningún español lo haya podido realizar hasta la fecha pese a que sí que se ha intentado ya en varias ocasiones.

Desde SPORTCARTAGENA animamos a Uribe a conseguirlo y para ello se ha propuesto intentarlo antes del verano, de nuevo en el monte Galeras, pero esta vez necesitará completar 106 subidas.

Las normas para este reto son las mismas que las establecidas para el Everesting Challenge, es decir, no hay límite de tiempo y en este caso si se permite dormir hasta dos horas, seguidas o fraccionadas. Según sus cálculos, él estima que en 48 horas aproximadamente pudiera estar completado y piensa como fecha ideal el mismo fin de semana por la que la Ruta de las Fortalezas pasara por Galeras, calculando que si comienza el viernes por la mañana lo acabaría el domingo poco antes de que pasara por allí el primer corredor.

Uribe, por último, quiere agradecer el apoyo recibido por todos los compañeros aquí mencionados, a la grupeta Camantes en general que también lo apoyaron por su grupo de WhatsApp, a los compañeros de ámbito Nacional del grupo de WhatsApp (creado por él) Everesting Challenge 2018, al Centro Excursionista de Cartagena, a Mundobici Cartagena y a Ricardo Fuentes e Hijos.

uribe5