CON 30 AÑOS DE VIDA Y MÁS DE 20 EN CATEGORÍA NACIONAL EL CLUB SE VE OBLIGADO A ABANDONAR LA COMPETICIÓN NACIONAL

El Playas de Cartagena renuncia a su plaza de Primera División Nacional Masculina

El Club Voley Playa Cartagena se ha visto obligado a renunciar a la plaza en Primera División Nacional  Masculina en la que venía compitiendo con el nombre de Playas de Cartagena –Tesoros Naturales en los últimos años.El Club cartagenero  ha tomado esta penosa decisión  por los problemas económicos arrastrados del año 2017 y el retraso y la incertidumbre de las ayudas del 2018.

Foto: Playas Cartagena
Foto: Playas Cartagena  

En la Primera  División Nacional de Voleibol el plazo de inscripción acaba a finales del mes de junio, fecha en la que deben estar materializadas las cuotas de inscripción y la fianza, para pasar posteriormente al abono de fichas y seguros. Tampoco se puede llegar a ningún tipo de acuerdo económico con jugadores al no estar cerrado el capítulo de ayudas.

Debe tenerse en cuenta que este Club tiene la singularidad de desarrollar doble actividad, solapando el voleibol  de invierno con el vóley playa de verano, se duplican los gastos mientras que las ayudas se han ido reduciendo progresivamente en los últimos años, al tiempo que  los equipos federados han ido en aumento. En la última temporada, aparte del equipo de Primera Nacional,  el Club ha tenido once equipos en competición federada regional, a lo que hay  que sumar las competiciones de vóley playa federadas y competiciones escolares de base tanto de pista como de playa.

222

Malos tiempos económicos para el equipo cartagenero

Este mismo año, el equipo infantil del Club, después de pasearse invicto por la liga federada y ganarse la plaza en el Campeonato de España, se vio obligado a renunciar a participar en el mismo, por falta de recursos, cediéndole  la plaza al representante de Murcia, decisión que fue difícil de explicar a los chavales.

Las razones que han conducido al Club a esta penosa situación  son varias.

En los últimos años el Club recibía pequeñas ayudas para compensar los gastos generados por el vóley playa. En el verano de 2017 el club desarrollo dos meses de actividades continuas  de vóley  playa en pista en los pabellones de la ciudad y cinco competiciones abiertas en playas de la Manga y el Mar Menor. No se cumplieron los compromisos y no hubo ningún tipo de ayuda económica, lo que produjo un déficit importante en la maltrecha economía del Club.

De otra parte el retraso de los Presupuestos Municipales ha producido  consecuentemente el retraso de las subvenciones, sin poder concretar ni fechas ni cuantía a recibir y en estas circunstancias tan imprecisas el Club entendía que no podía asumir compromiso alguno con entes ni personas.  

A pesar del fuerte apoyo que el Club presta al deporte base escolar, tanto en pista como en vóley playa, en competiciones locales y regionales, con más de mil chavales compitiendo,  los gastos por parte del club han ido aumentando mientras que en contraposición las ayudas se han ido reduciendo progresivamente.

Desde el club se valora positivamente la política de ayudas y subvenciones municipales desarrollada por  el Ayuntamiento de Cartagena, pero al mismo tiempo entiende que la actividad del Club tal vez no  esté valorada proporcionalmente con respecto a otros deportes similares.

El Club reunió la pasada semana a los jugadores vinculados al mismo y les comunicó la triste decisión adoptada. El acuerdo de todos fue la de seguir unidos al club, haciendo piña, movilizándose y resolviendo problemas,  para recuperar la plaza en categoría nacional la próxima temporada, devolviendo el equipo y la ciudad que representa a las máximas categorías nacionales donde habitualmente viene estando desde hace décadas.

Foto en el Pabellón San Fernando de Cuenca (7-3-2015)