CON SU PRESIDENTE VÍCTOR GÁLVEZ EN LA PICOTA Y LA PLANTILLA GRANA A PUNTO DE LLEGAR A LOS TRES MESES SIN COBRAR

El Murcia sigue agravando su futuro

El futuro del oriolano Víctor Gálvez en el Murcia parece que tiene los días contados. El todavía presidente grana sigue sin pagar ninguna de las tres nóminas pendientes de cobrar por la plantilla murcianista, que este miércoles se plantaba en las instalaciones de Cobatillas

La situación de Gálvez, muy en entredicho
La situación de Gálvez, muy en entredicho  

Los jugadores murcianistas emitían un nuevo comunicado en el que, de nuevo, recordaban la situación límite por la que atraviesan. El capitán Armando Ortiz fue el encargado de leer el comunicado en el parking del mencionado campo de entrenamiento de Cobatillas en vez de haberlo hecho en la sala de prensa de este recinto situado en las afueras de Murcia.

En dicha nota los futbolistas todavía quieren darle un voto de confianza a su presidente aunque todo apunta a que Víctor Gálvez ya tiene los días contados y sólo falta saber la fecha que se le pone a su salida. En ese comunicado se dijo que Esperamos que el presidente cumpla con su palabra y se haga cargo de los compromisos que ha adquirido. No somos ajenos a la situación que atraviesan los empleados, seguramente más complicada que la nuestra. Queremos manifestar nuestra solidaridad con los compañeros y agradecerles su profesionalidad”.

DqRGsDhWsAAGN8A

Los jugadores del Murcia trabajando en Cobatillas tras leer un comunicado en el parking de las instalaciones/Foto R. Murcia

Más adelante añadían también que “los futbolistas seguiremos trabajando para honrar esta camiseta porque detrás de nosotros camina una ejemplar afición a la que no podemos defraudar”. Hay que añadir que la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) se encuentra en contacto con el vestuario grana para encontrar una solución lo más rápido posible.

PULSERAS PARA COMBATIR LA CRISIS

Por otro lado la Federación de Peñas murcianista ha puesto en marcha una iniciativa con la finalidad de vender pulseras al precio de 1 euro, cuyo dinero irá en su totalidad para la plantilla y empleados del equipo grana, que vuelve a pasar por una de las crisis más graves de toda su historia.