ES EL ACTUAL DIRECTOR MÉDICO DEL HOSPITAL DE CIEZA

El médico José María Almela se hace cargo del Murcia como presidente tras la dimisión de Víctor Gálvez

El Real Murcia ya tiene nuevo presidente. Un médico que se llama José María Almela se ha hecho cargo del club después de que este lunes el empresario oriolano Víctor Gálvez presentase su dimisión forzado por la presión debido a los tres meses que lleva sin pagar, ni a los empleados ni a los profesionales.

Jose María Almela, director médico del Hospital de Cieza y nuevo presidente del Murcia
Jose María Almela, director médico del Hospital de Cieza y nuevo presidente del Murcia  

En total han sido ocho meses de una etapa triste que deja al club grana sumido en una profunda crisis

José María Almela, el nuevo presidente que ha sustituido de forma provisional al dimitido Gálvez, es el actual director médico del Hospital de Cieza y de momento contará con la colaboración de otras cuatro personas, el economista Stefan Settels, al ingeniero Enrique López y al abogado Gabriel Torregrosa como consejeros y al también abogado Higinio Pérez como secretario.

Gálvez deja el cargo forzado por el malestar que ha generado en la plantilla y en la afición el hecho de que no pague a los profesionales del club al menos desde hace tres meses.

El consejo de administración que ha gobernado la nave grana durante los últimos ocho meses, cuando Gálvez entró en el club en sustitución de Raúl Moro, ha dimitido al completo y le sucede de forma provisional otro que estará presidido por Almela, director médico del Hospital de Cieza, y que tendrá a su lado al economista Stefan Settels, al ingeniero Enrique López y al abogado Gabriel Torregrosa como consejeros y al también abogado Higinio Pérez como secretario.

El propio Almela, en una rueda de prensa que se celebrado en el estadio Nueva Condomina, hablaba tras conocerse su nombramiento para dejar claro que la misión del grupo que comanda es la de “supervisar la ampliación de capital por valor de 18 millones de euros para que el quiera ayudar al Real Murcia pueda hacerlo” y en ese sentido añadía que intentarán que  “la sociedad murciana y las empresas aporten capital de forma segura y transparente”.

Por su parte, López dejaría claro que el grupo que ha pasado a dirigir el club “tan sólo es la punta de un iceberg de una plataforma formada por diferentes profesionales”.

LAS CUENTAS DE LA AMPLIACIÓN DEL CAPITAL: 3.000 EUROS"Nos han dado documentación, pero debemos revisarlo todo. Gálvez asegura que todo es legal, pero todavía es pronto para verificar los datos. En esas cifras figura que el club le debe dinero a Gálvez. En las cuentas del Real Murcia no hay nada de dinero, y en la ampliación de capital 3.000 euros. Las cuentas a 30 de junio, las de la temporada pasada, no están formuladas. Sólo se hizo de marzo a octubre".

La situación es bastante confusa en la entidad.

"Vamos a revisar, en primer lugar, que los abonos de la temporada no hayan sido ingresados en el Real Murcia. Más de una semana fuera del club, sin detectar, es algo anómalo. Desde Fútbol Puro Consulting, o eso aseguran, se fueron pagando cosas del Real Murcia. Ese dinero no pasó por cuentas del club. Debemos investigar ese contrato. Cualquiera tiene una obligación de denunciar cualquier posible delito". 

"Aquí vendrá ningún Mesías. O lo arreglamos entre todos los murcianos, mojándonos, o no hay solución. Si Mauricio García de la Vega es el máximo accionista, será inscrito en el Libro de Socios. Lo único que sabemos es lo que dijo Gálvez, y es que la cuenta de la ampliación de capital está a nombre del Real Murcia. En la siguiente Junta se ratificará o cambiará el Consejo. Entramos por cooptación para no dejar descabezada la entidad", matizó la Plataforma.

"El Real Murcia no es parte implicada en el pleito, y no tiene documentación. Debemos reclamarlas a las partes implicadas (que son Moro y Mauricio García de la Vega). Cuando recibamos la resolución del TAS lo valoraremos. No nos consta que haya impugnación de la ampliación de capital por su parte", remarcaron voces con nueva resonsabilidad,