SEGUNDA RFEF | LOS GRANAS NO CONSIGUEN SUMAR DOS VICTORIAS SEGUIDAS

Otra decepción del Murcia, que en casa no puede pasar frente al Melilla de un raquítico empate (0-0)

El Murcia sigue a la deriva. Al triunfo en Puertollano la pasada semana ha sido imposible rubricarlo con un nuevo triunfo que le hubiese llevado hasta la zona alta del grupo. Pero nada más lejos de la realidad. Ni por haber hubieron goles y el público, una vez más, abandonó Nueva Condomina con la decepción metida en el cuerpo.


 
7B60F61E-C9EF-4BF9-BC2F-1C14DECBEFDD-1280x720
Mal partido de los granas, que sevestrelaron el el muro norteafricano

FICHA TÉCNICA

MURCIA: Miguel Serna; Mario Sánchez, Iván Casado, Alberto González, Alberto López; Armando Ortiz, Javi Saura (Dani García, 70), Pablo Ganet; Pablo Haro, Fran García (Juan Fernández, 64) y Andrés Carrasco (Boris Kouassi, 83).

UD MELILLA: Pol Ballesté; Pepe Romero, David Ámez, Chica, Jordan; Parla, Borja, Núñez (Chabboura, 66), Parra; José Antonio González (Andrés, 66) e Iker (Rubén del Campo, 72).

ÁRBITRO: Jerónimo Montes García Navas, (comité madrileño). Amarilla al local Mario Sánchez y a los visitantes Pepe Romero, Parra, Chabboura y David Ámez.

INCIDENCIAS: Jornada 14 de la Liga en el grupo 5 de la Segunda RFEF de fútbol que se disputó en la Nueva Condomina, ahora Enrique Roca de Murcia. Menos de 4.000 espectadores.

LA CRÓNICA

En otro mal partido en líneas generales el Murcia vuelve a decepcionar a sus seguidores, que a cada partido que pasa acuden en menor número al que hasta hace poco tiempo se llamaba Nueva Condomina y ahora, previo pago de su importe, en el ‘Enrique Roca’. El encuentro fue malo entre dos equipos que pueden ser considerados históricos pero que pasan por malos momentos, que se reflejan sobre el césped.

El Melilla fue el equipo que empezó haciendo todo el gasto hasta el punto de empujar al equipo grana hacia su propia área. Fue a partir del primer cuarto de hora cuando los jugadores que dirige Mario Simón empezaron a tomarle el pulso al partido, aunque sin apenas generar ocasiones de gol en el portal norteafricano.

Transcurrieron los primeros minutos y ninguno de los dos equipos quería arriesgar demasiado desde el principio. Con el paso de los minutos hubo llegadas, aunque sin demasiado peligro. El primer acercamiento melillense llegaba por mediación de una buena falta lateral centrada por José Antonio González que Serna desviaba con apuros.

La réplica grana llegó con un centro desde la derecha que Haro no lograba a conectar bien de cabeza. El ex azulino Alberto González tuvo otra de cabeza con un remate que se marchó fuera. A medida que avanzaba el partido se fue encontrando mejor el cuadro de Manolo Herrero y Pepe Romero tras el rechace de un córner e Iker Hernández también tuvieron sus ocasiones.

En el segundo acto todo fue a peor ya que ni unos ni otros generaron ocasiones para que el espectador mantuviese las esperanzas. Al final protestas mezcladas con algún que otro silbido porque este Murcia sigue sin carburar y sin cumplir con unas exigencias mínimas.

En este tiempo de descanso el capitán melillense Pepe Romero tuvo que ser retirado por unas molestias y en su lugar entró Kike López. En la segunda parte no hubo muchas ocasiones pero cuando las hubo, ahí estuvo Pol Ballesté para salvar al equipo tras un potente chut lejano de Ganet y enviar a córner. Antes, Carrasco había cabeceado un centro lateral que de nuevo se encontró con el meta catalán.

El peligro de la segunda parte apenas podía generarse con centros laterales y jugadas de estrategia, dado el muy buen hacer de la defensa de ambos equipos. En el 88′, Del Campo tuvo la oportunidad de llevar el triunfo a Melilla tras recibir en la frontal y rematar con mucha intención, pero el balón se marchó fuera por poco. Sin mucho más que contar, finalizó el encuentro tal y como empezó, sin goles y con poco que echarse a la boca.