sábado. 24.09.2022
Francisco Belda | Abogado

Algo de esoterismo y mucho fútbol

Esta vez le tocó a la Ponferradina y, al margen de los tres puntos, enorgullece especialmente ver que apoyamos al equipo de toda la Segunda División que más y mejor defiende el buen fútbol. No es fácil salir a un campo como ése, en pleno mes de diciembre y empeñarse...
Esta vez le tocó a la Ponferradina y, al margen de los tres puntos, enorgullece especialmente ver que apoyamos al equipo de toda la Segunda División que más y mejor defiende el buen fútbol. No es fácil salir a un campo como ése, en pleno mes de diciembre y empeñarse en llegar al gol a base de paredes, aperturas a las bandas y centros al área; y vuelta a empezar.

Dejémonos de pitonisas, ¡¡por favor!! No sé qué clase de angustia existencial puede afectar al presidente y a los que lo rodean, pero lo que importa aquí es el fútbol y toda una ciudad que sin duda volverá a vivir una primavera entusiasmada. Ya verán.

Por mucho que a la bruja le diera yu-yu cuando en la bola aparecía la cara del guillotinado Buitrago, resulta que aquél sabía más de fútbol que ésta y que su supuesto asesorado, y que fruto del trabajo de dos años hoy tenemos un gran equipo, una plantilla amplia y compensada que nada tiene que envidiar a Betis o Celta.

Bueno sería que dejáramos de una vez en paz a los que tienen que defender en el campo el buen nombre de nuestra ciudad. Quizá sería recomendable que algunos se limitaran a disfrutar de la satisfacción que debe producir regir a un club como éste y reservar sus esotéricos asesores para hacer un mejor vino.

No tengo ni idea de si existe o no esa señora tan macabra y si Paco Gómez la tiene en nómina, pero a todos aquellos que han provocado que Cartagena fuera noticia en todos los medios nacionales por una payasada como ésa, espero que al menos hoy sintáis una mínima parte de la vergüenza que nos habéis hecho pasar.

Algo de esoterismo y mucho fútbol
Comentarios