domingo. 29.01.2023

Desde mi butaca

Perder, lógicamente, se puede perder; pero de la forma en la que se jugó (mejor dicho, no se jugó), así no. Es decir, mal, muy mal, rematadamente mal; porque al sentir de la afición cartagenerista, no se le deben hacer estas cosas, tal y como he visto salir a cantidad...
Perder, lógicamente, se puede perder; pero de la forma en la que se jugó (mejor dicho, no se jugó), así no. Es decir, mal, muy mal, rematadamente mal; porque al sentir de la afición cartagenerista, no se le deben hacer estas cosas, tal y como he visto salir a cantidad de aficionados y numerosas peñas doloridos con esta derrota, donde los pocos que podían haberse salvado, se contagiaron de la desgana y el mal hacer del equipo, terminando naufragando todos, desde el portero al extremo izquierdo (aunque ahora ya no se llame así), incluyendo, como no, a todo el cuerpo técnico.

Muchos son los años, casi 60 han transcurrido ya, que en Cartagena no teníamos un arranque igual de malo; justo antes que apareciera la Unión Deportiva Cartagenera; donde un servidor, se inició en este veneno que llevamos todos mis antepasados dentro y que se llama fútbol cartagenero, de mayor número de desventuras que venturas; que llevo dentro y que se vendrá conmigo a la tumba.

Pero lo peor de todo, a mi manera de ver es que, al poquísimo fútbol desarrollado de los futbolistas (a los que no les sale una a derechas), se una el pasotismo de los aficionados ilusionados estos últimos años. Eso es lo peor, repito, perder la ilusión; demostrado con los 6482 espectadores en el Cartagonova, esta tarde; es decir, ni siquiera se igualaron los 7200-7300 abonados que, a día de hoy, tiene el Club; y que de 12 puntos en juego, 0 en el casillero, siendo los más goleados y el 2º menos goleador. Mala papeleta. ¿Por qué?, porque lo que tenemos que hacer por encima de todo, olvidando campañas anteriores y otras idílicas metas, son los 50 puntos reglamentarios para mantenernos en la categoría; porque no quisiera ni pensar, ni imaginar, un hipotético descenso que sería, a mi manera de ver, casi finiquitar el fútbol de la categoría en la que militamos ahora mismo, volviendo a tiempos que no quiero ni recordar. Pero, bueno, esto acaba de empezar y jamás creo, he llegado a ser tan negativo como ahora mismo -y en caliente- me veo, tras lo ocurrido esta tarde.

En consecuencia, y ya para finalizar esta traca, espero se tomen, por parte de quien sea, las pertinentes medidas para sacar esto adelante; aunque no creo equivocarme, que lo ocurrido en la tarde de hoy, haya sentado muy mal al Presi-dueño de nuestro Cartagena; mucho peor, incluso, que a nosotros, ya que es él quien pone el dinero en esta empresa que, a veces, por los motivos que sean, llega a ser muy desagradable, como ha quedado demostrado esta tarde.
Levantemos todos el ánimo, futbolistas ante todo, ya que son ellos los que tiene que sacar este “submarino cartagenero” de donde se encuentra en este momento, que no es otro sitio actualmente que el fondo del océano, o lo que es lo mismo, el fondo de la clasificación.

¡Hasta la próxima amigos, salud, suerte y a puntuar cuanto antes…!.    

Desde mi butaca
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios