jueves. 08.12.2022
Simón Ruiz Ferrer |Ingeniero Químico y socio número 13 del FC Cartagena

Cuaresma: Continúa la asignatura pendiente…

¿Verdad que se nos ha pasado en un “santiamén”, muy rápido?. ¡Claro!. Señal inequívoca que estamos disfrutando. Miremos, si no la clasificación: posición de ascenso, -y a la Liga de las Estrellas-, nada más y nada menos.Pues bien, mis queridos amigos futboleros, acaba de pasar un grande: el Real Betis,...
¿Verdad que se nos ha pasado en un “santiamén”, muy rápido?. ¡Claro!. Señal inequívoca que estamos disfrutando. Miremos, si no la clasificación: posición de ascenso, -y a la Liga de las Estrellas-, nada más y nada menos.

Pues bien, mis queridos amigos futboleros, acaba de pasar un grande: el Real Betis, de raíces fundacionales cartageneras, como indica su historia. Partido importante por haber intentado dejar al Betis descolgado y quitarnos, de paso, un gran enemigo. Ha sido el primeros de los muchos que aún quedan por pasar por nuestro estadio. Pues bien, la asignatura de la que os hablaba en mi anterior comentario, continúa pendiente: ¡Llenar el Cartagonova!. Y yo me pregunto, después de tanto y tantos avatares ya pasados, ¿qué podríamos hacer para llenarlo?, porque al equipo, señores, no se le puede pedir más. ¿Hay alguien que podría imaginarse que, a estas alturas de la competición, estaríamos ahí…?. Pocos lo hubiésemos afirmado…

Es cierto, que podríamos aludir a muchísimas razones por las que no se llena: en lugar preferente destacan los precios, cosa lógica por el momento que atravesamos, que si estamos en crisis, que si una familia no puede gastarse un dineral en sacar tres o cuatro localidades…, en fin, siempre, o casi siempre, las mismas justificaciones. Pero una cosa es cierta, con todo lo que digamos del estadio, de cómo va el equipo, de cómo juega, que si el mejor fútbol de la 2ª división, etc, etc…, aún no hemos visto el “lleno total”.

Y nuestro campo actual, a diferencia de aquel vetusto “Almarjal”, dispone de muchas localidades, para establecer un equilibrio económico entre unas localidades y otras. Quiero decir con ello, que existen puntos del campo, donde la visión no es tan perfecta como en otros (me estoy refiriendo, claro está, a las primeras filas del anillo inferior). Creo, honradamente, y mirando siempre por ver ese “llenazo”, que a buen seguro se producirá, en próximos encuentros; intentar ver, o efectuar un abanico de precios más acorde a las distintas y variadas localidades de que dispone el estadio Cartagonova; porque posiblemente, habrá personas que sin ser socios (o abonados), podrían permitirse ir al anillo inferior, siempre y cuando esa localidad, no costase lo mismo que la del anillo superior, tanto en las partes preferentes (cubierta y Rambla) como en los sectores norte y sur, debido a su particular economía.

Todo ello, con miras a los importantísimos partidos que se avecinan y en pro de ver ese esperanzador lleno, además de rentable económicamente.

En fin, esperemos no obstante que, nuestro equipo, con su peculiar estilo y forma de juego, siga enamorando a propios y extraños (incluídas todas las parrillas televisivas) y sigamos publicitando nuestro nombre, ¡¡¡Cartagena!!!, tanto a nivel nacional, como incluso ya se oye, a nivel internacional; y, a su vez, animando a ese pequeño sector que aún no se ha decidido a acompañarnos en esta bonita travesía futbolística y a la que rarísimas veces estábamos acostumbrados a ver, salvo los muy veteranos y puedo garantizar, que jamás disfrutamos tanto como ahora.

Cuaresma: Continúa la asignatura pendiente…
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios