viernes. 07.10.2022
Carlos Sanchez

Educación a través del deporte

Y no me refiero al poder que tiene como concentrador de multitudes o desatador de pasiones, que eso ya lo sabemos todos. Me refiero al poder que ejerce sobre quien lo practica. Ya sea a nivel amateur o profesional, el deporte constituye un vehículo excepcional de enseñanza de valores. Como...
Y no me refiero al poder que tiene como concentrador de multitudes o desatador de pasiones, que eso ya lo sabemos todos. Me refiero al poder que ejerce sobre quien lo practica. Ya sea a nivel amateur o profesional, el deporte constituye un vehículo excepcional de enseñanza de valores. Como por ejemplo solidaridad, esfuerzo, superación, compañerismo y un largo etcétera. Además de que es una magnífica manera de que crezcan sanos. Es por ello que deberíamos establecer el deporte base como uno de los ejes sobre los que deben girar la educación de los niños. Practicar por la tarde su deporte favorito es el complemento ideal para las clases de las mañanas.

Para esto, debemos empezar por cambiar la mentalidad de algunos padres que, por ejemplo, para castigar a sus hijos les dejan sin ir a entrenar, sin saber que los beneficios que le aporta al niño son muy grandes. También los monitores de los clubes deportivos deben estar cualificados – las escuelas no contratan como profesores a los primeros que pasan por la calle – e incluso el modelo de financiación de dichos clubes debe cambiar. Lo ideal y casi utópico sería conseguir que, al igual que la educación primaria es universal y gratuita, también lo sea la educación deportiva. Que ningún niño se quede sin practicar deporte por falta de recursos.

Porque, hoy en día, en los clubes se realiza una labor encomiable. Con más ganas e ilusión que recursos. El camino hacia el deseo de un deporte base gratuito es largo. Y estamos al principio del mismo.

Educación a través del deporte
Comentarios