sábado. 03.12.2022

Epílogo de un cierre de temporada…hecho eterno

Paul McCartney escribió ante el piano en su casa de Escocia la canción Thelong and windingroad (El largo y tortuoso camino). El propio McCartney dijo que una de las seis razones por las que se habían roto The Beatles era por los arreglos del productor Phil Spector, que le dejó...

Paul McCartney escribió ante el piano en su casa de Escocia la canción Thelong and windingroad (El largo y tortuoso camino). El propio McCartney dijo que una de las seis razones por las que se habían roto The Beatles era por los arreglos del productor Phil Spector, que le dejó el tema irreconocible. Pero lo cierto es que se trata de una balada magnífica, que fue número 1 en Estados Unidos y que evoca esos caminos difíciles que hemos tenido que dejar atrás.

Exactamente lo mismo se podía decir esta tarde de nuestro y vuestro querido FC Cartagena: Durante toda la temporada ha estado construyendo un tortuoso y largo recorrido sin objetivo alguno y con el único horizonte del descenso a la División cobriza del futbol español; tuvieron que venir hasta tres arregladores y los tres aportaron tantos matices que, con la ayuda de sus ¿futbolistas?, lo dejaron irreconocible y no queda más remedio que manifestar, porque es verdad, que nuestro vuestro, nuestro equipo es un magnifico sentimiento, que en ocasiones fue el nº 1 de esta querida Región y que constantemente nos evoca recuerdos majestuosos a pesar de que hoy esos recuerdos sean de recorrido difícil. Pero así es, así ha sido y así será para gloria suya, de la ciudad y de todos sus aficionados.

De hecho, los diez meses que han transcurrido desde que el FC Cartagena disputó, sábado 27 de agostos de 2011, su primer partido de Liga ante el Hércules y el final de esta tarde se han hecho interminables. Ha sido un camino tan largo y tortuoso, que no resulta el mejor de los epílogos. Nunca en tan pocos meses se han cometido tantas insensateces. Se pasó de ser grandiosos, éramos los primeros de la clase en fichajes, a la dimisión-cese del profesor de los fichajes y al rápido cese de un ¿entrenador? del que nadie recordará otra cosa sino que lo llamaban PACOLO.  Y después de este largo y tortuoso camino es como si al final del Nuevo Colombino se haya llegado a través de una montaña rusa que ha situado al equipo, a la Ciudad y al aficionado repetidamente al borde del vértigo.

Lo que hoy pudo ser una fiesta del fútbolha sido una autentica orgía de insensateces. El partido ha llegado fuera de calendario, sin baterías y el de hoy ha sido un bolo clonado de aquellos que se jugaron en La Manga Club allá por los días de julio y agosto pasados. Ha sido la tarde en la que ha culminado la temporada del disparate, del disparate y las insensateces mayúsculas, tales que pudieron  cargarse este deporte.

Señor Don Francisco Gómez Hernández, en la Segunda División existe equipos con numerosos espejos en los que su futuro Cartagena puede mirarse, identificarse con quien aparezca al otro lado y ver crecer su existencia deportiva:

¡Cuidado!, como creo conocerá son pocos, además de la especie humana, los animales que se miran en el espejo y se reconocen: elefantes, delfines y algún homínido (no todos) despistado.
¡Cuidado!, va a ser largo y tortuoso el camino que conduzca a este equipo hacia el lugar del que no debió salir y no debe tener atajos pese a que alguien, dentro de su staff, intente inventarlos y cobrarle peajes por recorrerlo.

¡Cuidado!, lamentablemente venimos caminando desde tiempos memoriables y bajo distintos escudos y advocaciones y tropezando cada año, temporada, división y día en las piedras que han ido colocando directivas, entrenadores, futbolistas, instituciones autoridades, también los medios de comunicación, aficionados, gentes de mal vivir y, últimamente, hasta algún irredento dogmático con  estadía previa.

Don Francisco Gómez, no se si en Torre Godoy, a la orilla de La Rambla de Benipila o en La Serrata, allá en su finca de Villena, podrá echar un ocioso rato para, de reojo, mirar a ese espejo que líneas más arriba le proponía. Si lo tiene, tenga cuidado o alégrese porque quizás, ¡ojala!, se le aparezca con corbata,el mismo corte de pelo, la misma mirada y el mismo porte aquel viejo conocido suyo de nombre  Juan Ignacio Martínez, mientras el otro espejo y en esas sus otras estancias refleje su imagen pálida y aterradora recordándole lo que no debió hacer por estas mismas fechas del pasado año. De todas las maneras, lo que tenga que reflejar el espejo que no le deslumbre y sea para bien.

En cualquier caso, así han estado las cosas estas del futbol y toda esta su tribu. A partir de ahora comienza otra cita y otro largo y tortuoso camino hacia el ascenso a la Segunda División.Y aunque la conclusión en la literatura y el fútbol es lo más difícil de escribir, se merece como nadie un buen final por tantas alegrías, aunque en ocasiones revueltas con decepciones, como nos ha dado.

Adiós, hasta la próxima si Dios quiere, y ya saben...sean buenos y  no tengan miedo ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! Chissssss, ¡púm!, no hay más cera que la que ha ardido y además nos hemos quedado sin derby. ¡Qué Pena! Ya está.

PD. Nunca sentiré tanto como el que el último partido de mi Cartagena en 2ª División lo haya arbitrado y por lo tanto firmado mi paisano Ocón Arráiz, Don Daniel.

Pedro-Roberto J.P. En un “Rincón para Doce”.Dies 6/2: ante diem quartum  Nonas Iunias. Nº 237.
http://lamedusapaca.blogspot.com.


Epílogo de un cierre de temporada…hecho eterno
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios