martes. 06.12.2022

El Icue y…el andar al paso cansino

Eran las 13,55, las 13,55 en punto del medio día. El Icue oyó el pitido final, miró al articulista, nos miramos, suspiró y salió dando brincos de este nuestro, vuestro “Un Rincón para Doce”. Observó lo que habían preparado encima de la mesita para cuando terminase el partido,  puso cara...
Eran las 13,55, las 13,55 en punto del medio día. El Icue oyó el pitido final, miró al articulista, nos miramos, suspiró y salió dando brincos de este nuestro, vuestro “Un Rincón para Doce”. Observó lo que habían preparado encima de la mesita para cuando terminase el partido,  puso cara de tristeza y miró al vacío. Y observó que el vacío era la nada. Nada y huecos de oscuridad en el partido de esta mañana. Nada adornada con esas habituales contradicciones de “Pato” cuando propone esas sus alineaciones rotatorias y, además, algo de altanería cuando se presenta a la rueda de prensa diciendo que: “no tiene ninguna duda de que estará el domingo en Sevilla”. No lo entiendo. El entrenador sabe y si no lo sabe lo intuye que, una vez que el teatro ha echado el telón y la megafonía del estadio ha callado, toda la efesemanía clamado en plebiscito su cese, mientras los fotógrafos le acribillaban con su luz.
 
No sé si José Francisco Grao García “Pato” sabe jugar al mus, tanto si sabe como si no,  hoy al perder el Cartagena con el colista  le ha echado un órdago a la grande a Don Francisco Gómez Hernández. Y ya sabes, Icue, si le echas un órdago como el de esta mañana, “el Paloma” siempre gana. Y aunque pongas cara de Pato e intentes repartir cartas para la siguiente mano, si pierdes te levantas, pagas las consumiciones como un señor y te vas a casa, a pesar que el verbo dimitir sea altamente irregular y de difícil conjugación en el mundo de los entrenadores del fútbol español: siempre dimiten y, más bien, siempre los echan. D. José Francisco Grao García a partir de este órdago perdido está estigmatizado. Terrible palabra, es-tig-ma-ti-zado, es decir, señalado, marcado, menospreciado, culpable máximo y único de la perdida de una renta que condujo al FC Cartagena a permanecer en la cumbre del Grupo IV de su broncínea Liga.
 
Después de 9 partidos en los que el FC Cartagena ha estado andando al paso, llega el décimo y el equipo no sabe iniciar ese trote necesario para que su Liga se convierta en ese paseo alegre que todos intuíamosiniciaría venciendo a uno de los equipos que llegaban al Cartagonova con la vitola de malo. Y va y esta mañana, cuando todos estábamos a punto de tomar el aperitivo, asistimos en el Cartagonova a una bacanal desordenada y tumultuosa de tristezas con el show del entrenador solicitando y hasta reteniendo a sus jugadores paraque fuesen al centro del campo a saludar a la afición.
 
“Pato” manifestó en la previa que: “Hay que ganar y especialmente rescatar esa solidez defensiva que nos ayudó en las primeras jornadas para no encajar goles y estar arriba en la tabla de clasificación”. Ni lo uno ni lo otro querido Icue. Este equipo está atragantado y, hoy a la hora del vermut, atascado, desconcertado y desconcertante. Lo diré alto: ha perdido la calidad y hasta el carácter. Mal hábito, sí. Allá en el lejano julio, se forjó un buen equipo para ser campeones y ascender, aquello que fue válido en septiembre y octubre, hoy se ha roto como el cuento de La Lechera y toda esa ilusión se ha desparramado quedando poca esperanza. ¿Tiene credo este Cartagena con este entrenador o va pegando sustos de chulería? chulería, querido Icue, que está reñida con el señorío.
 
Permítaseme: hasta no hace mucho la chulería del Cartagonova era de gran señorío y hoy, por culpa de muchos: presidente, equipo técnico y vendedores de humo, vamos de populacho y sin corbata. Todo comenzó aquel fatídico día de octubre-14- cuando se empató en Sevilla, volvieron con la imbatibilidad hecha añicos y con Victor expulsado. Entonces nuestro ánimo era de campeones y el carácter era de hambrientos, de hambrientos de gol, de ganarlo todo y ahí estaba el doble trofeo de invictos y de primeros, por el orden que se quiera. Y ahoracompitiendo, espero que de momento, en la otra Liga y en las otras competiciones “que ya no interesan”.
Como esta decimosexta ruta empezó y terminó con guasa, tristeza y melancolía del ayer  incluida en hora de aperitivo, el Icue quiso ahogar sus sufrimientos degustando un tapeo gastronómico cartagenero-extremeño, con su morcón, jamón ibérico y sus quesos de cabra al vino 4 Santos acompañados de un vino con denominación de origen Campo de Cartagena, recompensa para sofocar otros problemas de esos esforzados y sufrientes aficionados cartageneros y fundamentalmente cartageneristas.
El Icue después de este aperitivo quedó pensando en esa cruda realidad de las ruedas de prensa, como aquella del 16 de  agosto, cuando el señor presidente manifestó aquello de: “El equipo nos va a dar muchas alegrías”. Lo dijo Paco, que está, pero no. Ya estamos viendo lo que veremos: el FC Cartagena al paso, despreciando el trote cuando corrió por esta Liga hasta al galope. Ay, ay, ay.
 
Pedro-Roberto J.P. En un “Rincón para Doce”. Dies 12/09: ante diem quintum Idus Decembres. Nº 268.
http://lamedusapaca.blogspot.com.

 

El Icue y…el andar al paso cansino
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios