sábado. 10.12.2022

El Icue y…cuando el palo no pudo aguantar su vela

La Liga ha comenzado, no sé si precipitadamente o casi de extranjis, y casi nos pilla con el torpor agosteño encima. Ya está aquí el fútbol, esto ya ha empezado y lo ha hecho con la primera victoria que nos ha traído esa alineación formada por diez jugadores nuevos y...
La Liga ha comenzado, no sé si precipitadamente o casi de extranjis, y casi nos pilla con el torpor agosteño encima. Ya está aquí el fútbol, esto ya ha empezado y lo ha hecho con la primera victoria que nos ha traído esa alineación formada por diez jugadores nuevos y un único superviviente de la pasada temporada. Sí, sí, se ha ganado en el primer partido a un equipo de humilde barriaday demasiadas  escaramuzas. ¡No pasa nada!Todos,humildes y potentados, equipos filiales y equipos de pueblo de 3000 habitantes como el Arroyo y equipos de pedanías como La Hoya, todos tienen que pasar por el Cartagonova. Esto, querámoslo o no, es lo que hay aunque para algunos sea lamentable, triste, deplorable, desagradable, lastimoso, penoso, desolador, tremendo, terrible, desconsolador, angustioso y desesperante.
 
Y al Icue le ha resultado fatigoso ver a sus futbolistas esforzándose para perseguir al pelotón en esta tarde estival, cálida y pegajosa, y es que ha sido uno de estos confusos partidos que aún desprenden el cansino aroma de la pretemporada, por eso he visto a los jugadores sudar la gota gorda, boquear, todavía despistados, como si fueran los protagonistas de esas pesadillas en las que uno quiere correr y no puede.
 
Soy futbolero, qué le voy a hacer, y siempre siento un cosquilleo de intriga cuando empieza la Liga. Y eso que el fútbol, lo sé, es un negocio, un refugio de inquietudes y una náusea de dirigentes que hasta, si me apuran, un día de estos petará…Y también es cierto que desde que desaparecieron Juan Ignacio Martínez y José Rojo “Pacheta” tengo el corazón balompédico en barbecho y no entrego mi afición a nadie, pero siento una curiosidad científica por comprobar si en esta plantilla, hoy no ha aparecido, o sí Menudo, puede surgir algún Rubén, algún Cygan acompañado por algún Victor, Quique de Lucas o algún nuevo Toché o si el FC Cartagena va a seguir sobreviviendo a las destempladas funciones teatrales de algún energúmeno con voz viperina.
 
Ha empezado la Liga, sí. Otra vez. Y daría lo que fuera para que no la ganase ni el Guadalajara ni el Albacete Balompié ni el Cádiz, clubes ricachones y prepotentes en aspiraciones y deseosos, como nosotros, de extender su dominio insultante por toda Andalucía, Extremadura, Castilla la Mancha, Melilla y región de Murcia. Tan ciegos de triunfos están, estamos, que no se dan cuenta de que, cuanto más débil sea la Liga, menos pintarán ellos en la fase de ascenso, allá por el mes de mayo.
 
Al ver que esta tarde nos visitaba el CD. El Palo –vaya nombrecito con guasa que tiene el equipo- me he molestado en documentarme para ver de dónde provenía tal boscoso nombre y he encontrado varias teorías sobre el origen de  tal denominación "Palense": Una que lo identificaba para designar la parada del tranvía señalada con un palo de madera bastante alto y visible; Otra leyenda en la que se difunde que una riada arrastró hasta las cuatro esquinas (centro del barrio) un tronco; Otra que habla de un barco naufragado cuyo mástil asomaba cerca de la orilla del mar, el cual era usado por los pescadores como punto de referencia; Y la más certera de las teorías la que dice que el nombre se debió a que en todas las playas de esta barriada había palos anclados en la orilla para que las señoras pudiesen agarrarse al remojarse. El Icue, como no podía ser de otra manera se cree la que hace referencia al topónimo latino "palus, paludis", que significa laguna.
 
Ha arrancado la Liga y el FC Cartagena ya le ganado al CD. El Palo en goles, dinero y hasta en lo profesional de sus jugadores. No en juego, que ahora mismo debiera ser lo mejor mostrado para atraer a esos rezagados efesemaníacos, que son legión, a su causa, la tediosa causa del fútbol que hoy se nos ha mostrado como capitidisminuida.

Esto, querido Icue ya ha empezado. Ya está ahí ese fútbol, pasión tribal y quimera que lleva dentro el secreto de la materia de los sueñosporque, el fútbol además de ser un juego, un deporte y un espectáculo, es fundamentalmente una pasión. Y tú, querido Icue podrás cambiar de trabajo, si lo tienes, de ideas, de pareja y hasta de religión, pero no modificarás tu delirio. Y hoy ha vuelto a reverberar esa pasión como frenesí sentimental colectivo, por eso sobrevive a su propia locura.

Al final del partido me he trasladado con mis pasiones y sentimientos a ese enclave privilegiado para contemplar el anochecer sobre la bahía marmenorense, en la que me gusta reflexionar, y comenzar a aprenderme el nombre de todos esos nuevos futbolistas cartageneros junto a ese mar que se vuelve plateado.

Empezó la Liga, se acabó el partido, se ganaron los tres primeros puntos, y todo lo que empezó con ilusión, acabó con gozo y no en pesadilla porque es ahora cuando comenzamos aolvidar todo lopeor del tormento. ¡Ay, ay, ay!

Pedro-Roberto J.P. En un “Rincón para Doce. Dies 8/24: ante diem nonum Kalendas Septembres. Nº 293.
http://lamedusapaca.blogspot.com.

El Icue y…cuando el palo no pudo aguantar su vela
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios