domingo. 05.02.2023

El Icue y…Godzilla

Todos queríamos, a medida que avanzaba el partido y esencialmente después que Chumbi marcase su segundo,  que Godzilla apareciese de la nada y no sólo no apareció,  sino que desapareció el Cartagena y pasó lo que tenía que pasar: se empató y ¡Gracias!, sí, sí gracias porque el empate fue...
Todos queríamos, a medida que avanzaba el partido y esencialmente después que Chumbi marcase su segundo,  que Godzilla apareciese de la nada y no sólo no apareció,  sino que desapareció el Cartagena y pasó lo que tenía que pasar: se empató y ¡Gracias!, sí, sí gracias porque el empate fue un regalo de ese portero almeriense venido de Austria. Lo diré ya: este Cartagena no nos gusta, perdón, no me ha gustado, no ha sido un conjunto y sigue enrollado en esa su tónica de no saberle ganar a ninguno de sus acompañantes de arriba. Pero vamos los primeros y…eso es lo que importa.
 
Algunos hubieran deseado, estaban con los cuchillos preparados, que a partir del partido de esta tarde el FC Cartagena hubiera dejado de pertenecer al grupo de los nobles sin título y hubiera pasado a engrosar la lista del grupeto de los plebeyos. No ha sido así. Se van a quedar con las ganas. Es cierto que el equipo no me ha gustado y tampoco a esos 4562 aficionados asistentes en esta tarde. Pero vamos los primeros y…eso es lo que importa.
 
¡Forastero!, te guste, más bien pienso no te gusta e intentas vejarlo lo que puedes, este Cartagena es de esos equipos que, siendo nobles, bien en 2ª B o en la Liga Adelante,  viven pendientes de su árbol genealógico y se angustian cuando comprueban tener al acecho el título de comandar, como bien preciado, este su Grupo IV de la Segunda B permanentemente. Así en la tarde de ayer tampoco fue capaz de dar ese enorme manotazo que todos deseamos, ni despejar esas dudas que, siendo pasadas, siguen siendo presentes y temo pueden asentarse para llegar ser futuras.
 
Tú, querido Icue, me susurras que las cuentas nos salen, que el FC Cartagena ha empatado que, aunque últimamente solamente ha conseguido un punto en los enfrentamientos con sus dos inmediatos seguidores, se ha acostado líder, sí, sí, ya sé, con esa pírrica ventaja de uno y tres puntos respecto a sus inmediatos seguidores y que, de haberse dado otro resultado, me refiero a si habría perdido, los voceros hubieran desenvainado sus afilados cuchillos, como viperinas lenguas, para airear sus predicciones lanzando a las ondas que el vestuario de este equipo huele a habitáculo cerrado, lúgubre y pestilente.
 
Pero…el Cartagena empató con poco, simplemente con los goles de Rueda y  con ese estupendo regalo de Strasser a Hugo para que éste marcase su golito y aliviara el alma de la efesemanía. Pero no ha sido un buen partido, ni un buen Cartagena. Peleón a ráfagas, apático a veces, pero sin juego, criterio ni orden. Y eso que todo empezó bien, estupendamente bien, cuando Manolo Rueda de cabeza a pase de una falta sacada por Oscar Rico marcó el primero.
¡Icue, no preocuparse!, aunque el fútbol de nuestro Cartagena, con su poder hipnotizante,sea capaz de conseguir que todo lo demás pase a un segundo plano. Pero ¡cuidado! hay circunstancias en la vida que te devuelven a la realidad y te hacen ver que lo que pasa con la pelota no es tan importante como parece.
 
Tengo, supongo que tú también, la sensación de que cuando el FC Cartagena va a remolque en el resultado, en realidad es uno de esos accidentes que con frecuencia se producen en el fútbol, se ofusca y no muestra todo aquello de lo que es capaz. El Cartagena, entonces, se pone manos a la obra para hacerlo todo con una prisa loca, ese tipo de prisa que le invade cuando quedan cinco minutos y se escapa el resultado. Y ataca desordenadamente, a balonazos, sin criterio, descubriéndose atrás de una forma clamorosa que el Almería B no supo aprovechar. Un verdadero descalzaperros. Aun así pudo ganar porque, cuando el Efesé achucha, pasan cosas. Pasó que una vez, una sola vez, Florián la tuvo, pasó también que el último balón lo tuvo el goleador y acabó rebotando en la madera de Strasser, en el área del Almería B. Esa jugada pudo cambiar el partidopara que nadie, incluidos los voceros, se quejasen.
 
 
Se me olvidaba: Godzilla pudo aparecer cuando en el descuento y a pase de  Riau, Florian tiró al poste. Ay, ay, ay...
Pedro-Roberto J.P. En un “Rincón para Doce”. Dies 11/26: ante diem sextum Kalendas Decembres. Nº 266.
http://lamedusapaca.blogspot.com.


El Icue y…Godzilla
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios