jueves. 30.05.2024

El Icue y…la mediocridad de Paco Gómez

El Icue lleva unos cuantos días por estas queridas tierras y, después de hablar con efesemaníacos, algún que otro jugador cartagenerista y con más de un aficionado sensato, todos han venido a decirme cosas de mi querido, nuestro, vuestro suyo FC Cartagena y todos han concluido con aquello de entre...
El Icue lleva unos cuantos días por estas queridas tierras y, después de hablar con efesemaníacos, algún que otro jugador cartagenerista y con más de un aficionado sensato, todos han venido a decirme cosas de mi querido, nuestro, vuestro suyo FC Cartagena y todos han concluido con aquello de entre “todos lo mataron y el sólo se murió”. Increíble pero cierto. Pues sí, así sucedió hace hoy siete días justos. Descanse en paz esta temporada y, váyanse todos, excepto los jugadores y el penúltimo entrenador que los mimó, dirigió, aconsejó, orientó y los aguantó, también ellos a él, al carajo. Todos, absolutamente todos con los que el Icue ha hablado, siento decirlo, han convenido en decirme que este equipo ya no tiene vuelta atrás.
 
¡Señor Presidente! El Icue sabe, cree no ser ingenuo, que en materia de fracasos futbolísticos, hoy, ayer y probablemente mañana, no se puede competir con usted. Usted sabe, y si no lo sabe, se lo dice el Icue, que la temporada que acaba de finalizar, para el Caudal todavía no, ha sido una temporada mediocre. ¿Le parece bien el adjetivo o le gusta mejor que la califiquemos de temporada nefasta? Y esta temporada nefanda se debe a que usted, cuando el fruto estaba sano, lo zocateó y, enseguida, éste se volvió cedizo. Usted, quiéralo o no, la ha organizado parda al birlarle a la afición lo que deseaba, que no era otra cosa que el ascenso, y además lo hizo, es su estilo, con malas artes. Usted, señor presidente, como en el juego de las siete y media, se pasó, lo hizo con la destitución de José Rojo Martín, “Pacheta” y no llegó con la contratación de Campos, ese entrenador que, cuentanestuvo viendo a este nuestro Cartagena durante siete partidos a lo largo de toda la temporada. Pacheta que lo sepa usted es, simplemente un entrenador con sentimientos, criterio y tan fuerte personalidad que, alguno de sus consejeros, temió le hiciese sombra y lo relegara hasta hacerlo desaparecer de las faldas de su mecenazgo. Tan grande es el salense que, después de la rueda de prensa de su despedida, salió del Cartagonova como auténtico señor. Tan señor es que usted le temió y no tuvo reaños para estar a su lado aunque solo fuese para estrecharle la mano, porque ésta no se le niega a nadie. Tampoco estuvo Reverte, del pinturero Pedrito ya tendrá tiempo el Icue de escribir y confirmar las “excelencias” que dicen de él. Oportunidad tendremos de volver sobre el tema. Tiempo al tiempo.
 
¡Señor Presidente! El Cartagena, su FC Cartagena, ha sido desde agosto hasta junio lo contrario a un equipo excelente para ascender. Ha sido un equipo de actores, con usted de director, para la representación de una tragedia cuando era, dicen los que entienden, un equipo construido para la épica, la lírica, para la geometría y el ensueño. Este equipo,culpa exclusivamente suya, ha estado en las antípodas de lo mágico y más bien fue un conjunto de actores para un baile de máscaras, al que usted ahogó refugiándose tras la barricada de los silencios.
 
Usted, señor presidente, no es una persona que dé la cara si no es para jugar al escondite, mostrando su maestría en manejar el silencio, siempre de soslayo. Usted no cabalga los sucesos, los crea. Usted, que ha estado tapado durante toda la temporada, salió a escena cuando iba a comenzar la fiesta para ciscarse en ella y todos nos quedamos muertos.
 
¡Señor Presidente! no es el Icue, o sí, quien debe decirle se marche. No. Es usted el dueño de sus dineros y de su libertad para gastárselos donde quiera. Ahora bien, sépalo usted, ahora que hay demasiada inquietud por los aledaños del Cartagonova, sí es el Icue quien tiene autoridad para decirle que busque un camino nuevo, bien trazado, con cabeza o, simplemente, con sentido común,ese del que usted carece, fundamentalmente, en el mundo deportivo. Y abandone sus trallazos. No están los tiempos para ellos.
 
El Icue termina, queda de vacaciones, aquí en La Ribera, a la sombra del chiringuito “Loli”, y lo hace agradeciendo a sus lectores la paciencia demostrada. Me largo entre ovaciones y sentimientos encontrados con el recuerdo hacia todos los fieles seguidores de este club agitado y turbulento y recordando a ese entrenador, Jose “Pacheta”, que por si acaso, no fuera a ganar algo, usted lo destituyó a los seis meses. ¡Ay, ay, ay!
Pedro-Roberto J.P. En un “Rincón para Doce. Dies 6/10: ante diem quartum Idus  Iunias. Nº 290.

http://lamedusapaca.blogspot.com.

El Icue y…la mediocridad de Paco Gómez
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios