RAFAEL MOLINA

El momento de nuestras vidas

El triunfo conseguido en el Alcoraz supone además de tres puntos una victoria moral, un golpe en la mesa. El equipo ha disipado dudas de aquellos que auguraban que no respondería a la presión. Ha recuperado su mejor juego en el momento clave de la temporada. Y se ha sobrepuesto...
El triunfo conseguido en el Alcoraz supone además de tres puntos una victoria moral, un golpe en la mesa. El equipo ha disipado dudas de aquellos que auguraban que no respondería a la presión. Ha recuperado su mejor juego en el momento clave de la temporada. Y se ha sobrepuesto a todo tipo de obstáculos, desde lesiones hasta arbitrajes.

El equipo ha mantenido una regularidad durante toda la temporada que, salvo la Real Sociedad, ningún otro equipo ha mantenido. Las lesiones sufridas en momentos clave de la temporada, como las de la pareja de centrales titulares, Cygan y Pablo Ruiz, han sido solventadas por gente como Chus Herrero o el polivalente Txiki. Esto dice mucho del gran trabajo desarrollado por el cuerpo técnico, sabiendo motivar a toda la plantilla para remar en la misma dirección.

La mejor noticia para el conjunto cartagenero sigue siendo que depende de sí mismo. Y en su estadio. Es el momento para que la afición de un paso al frente y llene el estadio.

Decía Quique Sánchez Flores en la previa del partido frente al Liverpool en Anfield, que “es el momento de alcanzar nuestros sueños. Si están cerca, hay que intentar cogerlos, porque uno no sabe cuándo vuelven a pasar”. Este es nuestro momento. 3000 aficionados viajaron hasta Liverpool para empujar a su equipo a conseguir esos sueños de los que hablaba Quique.

Nadie del club ha pedido nunca nada a la afición. Es el momento del Cartagonova. El momento de entrar en la historia. El momento de nuestras vidas.