lunes. 27.06.2022

¡¡¡Norberto!!!

LORENZO VERGARA PAGÁN (LOREN) Quizá este artículo lo tenía que haber escrito antes, es posible, de lo que no tengo ninguna duda es que, el personaje sí que se lo merece, por muchas razones, como amigo, como futbolista extraordinario y como personaje singular de nuestra historia futbolística. Casi siempre que escribo, lo...

LORENZO VERGARA PAGÁN (LOREN)


Quizá este artículo lo tenía que haber escrito antes, es posible, de lo que no tengo ninguna duda es que, el personaje sí que se lo merece, por muchas razones, como amigo, como futbolista extraordinario y como personaje singular de nuestra historia futbolística.

Casi siempre que escribo, lo hago conociendo de primera mano el "tema "del cual voy a hacer referencia, y en este caso también lo es. Porqué señores, voy a escribir sobre Norberto Amaro Domínguez "El Chato” lo que ocurre es que para mí, no será ni Amaro ni "el chato”, le nombraré como a él le gustaba que le llamaran sus amigos ¡Norberto! 

En mi mente, está grabado el día que llegó Norberto a Cartagena, y más concretamente al estadio del Almarjal, yo era un crio que, como he dicho otras veces no me perdía una, la llegada de Norberto con 19 años fue todo un acontecimiento, ya en su presentación, (que se realizó durante un entrenamiento) empezó a demostrar la singularidad de que les hablo. Recuerdo perfectamente que el entrenador Pepe Sierra, le puso al final a disparar a puerta,  Norberto empezó a mandar obuses, y ocurrió (por aquellas fechas las vallas eran de madera) que, había un Señor sentado en la valla, cerca de la portería, uno de los obuses de Norberto le impactó en la cabeza, y lo dejó totalmente conmocionado, hasta el punto que tuvieron que atenderle tanto el masajista Paco Avilés, como el jefe de material El Sr Diego, quien por cierto era un artista inflando balones ocultando el pitorro de la vejiga. ¡Joder que mayor soy! y que cosas acuden a mi memoria.   

Desde luego que, no pienso hacer de este artículo una biografía de Norberto, entre otras razones porque se ha escrito tanto sobre el que, poco podría servidor ayudar en los datos biográficos. Por ello, en esta ocasión, le haré caso a mi amigo Pepe Garre Ros que, de vez en cuando me dice, Loren escribe algo anecdótico sobre Norberto, y a ello voy.

Norberto Amaro lo reunía todo para triunfar como futbolista, tenía una prestancia y presencia física impresionante, le pegaba a la pelota con extraordinaria potencia, y con la misma fuerza en ambas piernas, tenía un regate en corto fabuloso. Eran tantas las cualidades deportivas que le adornaban que, podía permitirse el lujo de jugar en un mismo club en distintas etapas, tales son los casos de, Hércules, Real Murcia y Cartagena. En Alicante, juagando un partido de primera división entre el Hércules y el Córdoba, marcó tres goles en un partido decisivo, por ello, salió a hombros del antiguo campo de La Viña. En todos los equipos que actuó (fueron muchos) dejó "huella” Norberto era un torbellino en todas sus facetas, tanto en lo deportivo como en lo personal.

Habrán observado ustedes que he entrecomillado la palabra huella, y lo he hecho porque Norberto no era perfecto, tenía un carácter dentro del campo muy fuerte, eso le privó de haber llagado a lo más alto del futbol Nacional. Fuera del rectángulo de juego era amigo de todos, y se desvivía por hacer un favor y ayudar a sus amigos y compañeros, pero en el terreno de juego se transformaba en un ganador nato que, no sabía ponerle freno a su ansía de triunfo. 

En Cartagena Norberto era adorado por todos. Nunca podré olvidar la admiración que despertaba Norberto cuando paseaba por la ciudad, siempre acompañado de sus inseparables Tito, Luis Quesada, Merchor… ¿Qué aficionado antiguo, no recuerda aquel partido de promoción contra el Ceuta en Junio de 1959? aquella tarde, Norberto marcó un hito histórico. El árbitro (aquel nefasto árbitro apodado el Coyote) pitó una falta contra el Ceuta, Norberto agarró el balón, y disparó con tal fuerza que rompió la red de la portería, el infame árbitro anuló el gol, diciendo que la red la rompió Luis Cid Carriega agarrándose a ella, ¡¡embustero!! Escrito y documentos gráficos hay y quedan para la historia. En esa misma historia quedará grabado el merecido homenaje que nuestra ciudad y nuestro Club, le brindaron el día 8 de Enero de 1969 en la que se enfrentaron El Cartagena contra una selección, en la que participó su sobrino Amancio Amaro, grandísimo jugar internacional del Real Madrid. El saque de honor de ese partido, lo realizó nada más ni nada menos que Telmo Zarraonaindía " Zarra”

Por supuesto que para terminar este modesto artículo, quiero escribir una anécdota vivida en primera persona con Norberto, y esta es la siguiente. Nosotros, El Rápido juvenil, entrenábamos muchas tardes en el almarjal, enfrentándonos al Cartagena de Norberto. Aquel equipo compuesto por Torollo, Guzmán, Gil, Tomás, Lexo, Olivares, Simarro, Carriega, Amaro, Otaola y García Domínguez ¡que equipazo!. Esa tarde estábamos en el vestuario, cuando mi gran, mi grandísimo amigo Ramón Arango Segura (tristemente ya no está con nosotros) con la gracia que le caracterizaba, empezó a dar botes en el vestuario diciendo ¡ESTA TARDE ME SECO AL CHATO! Bueno, pues empieza el partido, y le llega el balón a Norberto, Arango le sale al paso y Norberto hace su jugada preferida, que era amagar como que iba a chutar para engañar al defensa, y salir por otro lado (figúrense lo que es un tío de 1’90 de estatura y 90 kg de peso de peso delante de ti haciendo como que va a disparar) Arango empezó a dar vueltas como un trompo tapándose la cara y cuando se vino a dar cuenta el balón ya estaba en la red. Figúrense ustedes el cachondeo nuestro en el vestuario. Ese cachondeo duró toda la vida, pues siempre que salía el caso le decíamos a Aranguico. ¡Ramón te acuerdas cuando secaste al chato. 

Descansen en paz, mis dos queridísimos amigos. Y a ustedes muchas gracias por leerme.

PD. Quiero dedicarle este articulo a mi amigo Juanjo, compañero de muchos años en la tribuna del Cartagonova, y seguidor de toda  la vida de nuestro equipo.




 








¡¡¡Norberto!!!
Comentarios