martes. 27.09.2022

El origen de la expresión ‘Efesé’

Ya he referido en alguna ocasión, que mi niñez transcurrió en el lago. Este emblemático lugar de Cartagena, era el punto de reunión (después de los partidos del Cartagena F.C.) de todos los entendidos de futbol, que eran para mí, poco menos que unos sabios. En la terraza del bar...
Ya he referido en alguna ocasión, que mi niñez transcurrió en el lago. Este emblemático lugar de Cartagena, era el punto de reunión (después de los partidos del Cartagena F.C.) de todos los entendidos de futbol, que eran para mí, poco menos que unos sabios. En la terraza del bar Ideal (todavía no existía el Puerto Rico) se sentaban, el padre de los Mijares, el de Carlos Terol, Felipe el de las gaseosas, Buendía, Antonio el “joyero”, el comandante Sidrach….etc. Todos los niños nos quedábamos “embobados” escuchándoles hablar de futbol,   estábamos en los años 47-50. Doy todos estos datos para situarnos en la época, y en los lugares donde se desarrollaron los hechos que dan lugar a este artículo.

En la calle San Diego, (en una casa, de la que hoy solo queda la fachada, declarada B.I.C.) tenía su carbonería Ángel Sahuquillo “EL FUMATEAS.” Trataré de describir a este hombre, con la máxima fidelidad y respeto que me permitan mis recuerdos. Era el “fumateas” un personaje singular. Tendría unos 40 años,pequeño de estatura, delgado, todo nervio ,voz cavernosa, cascarrabias..  Era el blanco ideal para todos los niños (y no tan niños) que, al pasar por la puerta de su carbonería, sentíamos el deseo irrefrenable  de decirle” FUMATEAS,” imitando su voz y salir corriendo, él, ineludiblemente, salía a la puerta y nos lanzaba todo tipo de improperios. Esto se repetía todos los días, y se convertía casi en una aventura a la que no podíamos faltar.

Este hombre, cartagenero hasta la medula (hubiera sido sin duda un modelo excepcional para Isidoro Valverde, como prototipo de nuestra desviación lingüística) cambiaba constantemente la C por la S es decir, para que nos aclaremos, TOSINO RANSIO DE LA PANSA DEL SERDO. Y también, de decir esa frase tan bonita y tan nuestra DIMELO ABONICO.

Ángel “ el fumateas” era el más ferviente seguidor del Cartagena F.C. y esto lo llevaba muy a gala, sentía pasión por su equipo. Todos los domingos después de los partidos, le gustaba acercarse al lago  (vivía en calle Don Matías) y ponerse a escuchar (como nosotros) la opinión de los “sabios.”Estos cuando le veían venir, le decían jocosamente  fumateas “BÓBEDA” (saben ustedes,  como he comentado en alguna ocasión que, a los socios del Cartagena, les llamaban “bobedas” por la humedad que había en el Armarjal) y siempre respondía muy enfadado, YO NO SOY BÓBEDA, SOY SOSIO DEL CARTAGENA EFESÉ. Poco tardamos los niños, al pasar por su carbonería, en cambiar nuestro”saludo” ahora en vez de “fumateas” a secas, le decíamos “FUMATEAS  EFESÉ”, y así repitiéndolo, uno y otro día, no tardó en popularizarse. Tengamos en cuenta que por aquellas fechas, Cartagena terminaba en el Paseo de Alfonso XIII, por lo cual, los mentideros futbolísticos  eran pocos,  siendo el del lago el más popular, y naturalmente esto ayudó a que la expresión “FUMATEAS EFESÉ” se extendiera rápidamente.

 Tan conocida se hizo la frase que, en algunos partidos del Cartagena (al igual que en la actualidad se dice “hola fondo norte y el otro contesta, hola fondo sur) en un lateral se decía ¡FUMATEAS! y el otro respondía ¡EFESÉ! Poco a poco, el grito se fue convirtiendo en arenga hacia el Club, restando lo de fumateas y dejándolo solo en “EFESÉ”

Es posible (lo ignoro) que, anteriormente a estos hechos que estoy narrando, hubiera alguna alusión al término “EFESÉ” pero yo les doy mi palabra de honor, de que todo lo que escribo es totalmente cierto, y que desde luego, es en esa época, cuando la expresión en cuestión toma auge, hasta convertirse en el popular grito de ¡AUPA EFESÉ! Y no me cabe la más mínima duda, que estos hechos, forman parte ancestral de la historia de nuestro equipo.

No puedo de ninguna manera, terminar este articulo (del que ya en alguna ocasión he hablado) sin decir que, tengo un gran recuerdo del hombre al que se lo he dedicado. ANGEL SAHUQUILLO “EL FUMATEAS” persona trabajadora y honrada donde los hubiera, y sobre todo Cartagenerista y Cartagenero hasta su muerte.

Por eso debo decir, al Cesar lo que es del Cesar y al “FUMATEAS LO QUE ES DEL FUMATEAS”

Mis mejores saludos.

El origen de la expresión ‘Efesé’
Comentarios