sábado. 25.06.2022

Puntos muy suspensivos...o el guion lo ha escrito Hitchcock

 GUILLERMO JIMÉNEZ   Calientes las felicitaciones por el milagroso empate triunfador del domingo en Las Palmas, cuando parecía que los nubarrones negros traídos al FC Cartagena por Sporto se iban disipando hasta estar a punto de desaparecer esos malos presagios  por la intervención del grupo del gestor Belmonte, de nuevo aparece el...

 GUILLERMO JIMÉNEZ

Calientes las felicitaciones por el milagroso empate triunfador del domingo en Las Palmas, cuando parecía que los nubarrones negros traídos al FC Cartagena por Sporto se iban disipando hasta estar a punto de desaparecer esos malos presagios  por la intervención del grupo del gestor Belmonte, de nuevo aparece el sobresalto seguido de unos puntos suspensivos.

 
El aspecto económico,  una vez más, se puede convertir en  la guadaña segadora del club por esa deuda añadida con Hacienda a lo que ya se conocía. Y asalta la pregunta: ¿Por qué no se ha conocido antes o no se ha dado a conocer hasta ahora ese añadido que elevan el capítulo del déficit hasta sorprender al grupo de Belmonte, que tendría que hacerse cargo de cerca de 5 millones de euros de lastre?
 
¿Acaso no sabían la situación real quienes llamaron a Sporto (Javier Martínez) para que viniesen a Cartagena a hacerse cargo del equipo? En este caso los interlocutores fueron dos asalariados  del club que ya no están: Paco López, el ilicitano, y Cristina Bustilllo. Relevantes empleados que tenían por fuerza que conocer la situación de la entidad en relación con la Agencia Tributaria.
 
¿También desconocía  el anterior propietario Paco Gómez  esa deuda que ahora apabulla, sorprende y preocupa hasta la asfixia? Seguro que no. ¿Asimismo era desconocedor del tema el propio Sporto?  Normalmente  tendría que estar al tanto, pero ante la maraña de inexactitudes y medias verdades, y mentiras completas de la mano de la falta de transparencia, creo que Sporto lo conocería o se  haría el loco, como se dice en el argot del pueblo. Así llevan todo el tiempo desde que aterrizaron en Cartagena, en tanto no se demuestre lo contrario.
 
Pero la sorpresa  y la losa ya han recaído en el grupo de Belmonte, el aspirante a comprador del club y en el momento más inoportuno tras tanto  esfuerzo en tan poco tiempo para salvar al equipo. Es normal que la nueva situación preocupe en el ámbito social y deportivo de Cartagena, una vez conseguida la permanencia del club y logrado la vuelta masiva de la afición al protagonismo de las gradas, una tarea nada sencilla que Sporto, con su proverbial pasotismo, no habría alcanzado en diez años.
 
Todo lo anterior confirma, desde mi punto de vista, que hay alguien que no ha jugado limpio desde el principio y no es difícil sacar dedos acusadores porque el más lerdo lo vería con nitidez. Vamos a esperar el desenlace de la película o en principio de su desenlace, el lunes en lo que diga Belmonte.
 
Lejos de dedicarme ahora a la novela de los intríngulis que lleva la confusa  situación, plagada de rumores con o sin base  en cuanto a gestiones secretas pero menos, desconecto unas horas y dejo relajarse a Paco Belmonte para que el lunes se pronuncie en rueda de prensa. Tendrá muchas cosas que decir.
 
No parece sino que el guion de la historia reciente del FC Cartagena, de película, lo haya escrito el londinense Alfred Hitchcock.

Puntos muy suspensivos...o el guion lo ha escrito Hitchcock
Comentarios