LOS BLANQUINEGROS NO CULMINARON LA REMONTADA Y REVIVEN AL BALA AZUL EN SU VUELTA AL PLAYASOL

El Efesé UCAM no logra pasar del empate en casa del Bala Azul (2-2)

Los blanquinegros lograron empatar el partido tras verse por dos goles abajo, tantos de Salva Ballesta y P. José, gracias a los goles de Moscoso en el sesenta y Miguel Ballesta en el 75. Finalmente los del Polígono logran un punto que sabe a poco ya que esa victoria en Mazarrón pudo ser un buen golpe en la tabla. 
FJycF9mX0AI5Ge1
El Cartagena FC UCAM no logra pasar del empate ante un Bala Azul (2-2) // FOTO: BALAAZUL

FICHA TÉCNICA:

BALA AZUL: Pablo, Seidu, Adrián (Tomás, 67), Cayu, Pedro José, Salva Ballesta, Asen (Jumilla, 56), Diego (Zurdo, 61), Manzano (Chiqui, 67), Harry y Gonzalo.

CARTAGENA EFESÉ: Pepelu, Julio, Patxi, Morata (Ballesta, 51), Juanma, Mariano, Koke (Toni Vela, 83), Javi Bolo (Rubén Martí, 75), Ramón Mira (Sedik, 75), Moscoso (Sergio, 83) y Gregorio.

GOLES: 0-1. Min. 15: Moscoso. 1-1. Min. 22: Salva Ballesta, de penalti. 2-1. Min. 52: Pedro José. 2-2. Min. 74: Ballesta.

ÁRBITRO: Segura Castro, amonestó a los locales Asen y Harry, y a los visitantes Patxi, Juanma, Ballesta y Rubén Martí.

INCIDENCIAS: Playasol, ante aproximadamente 300 aficionados.


LA CRÓNICA:

Empate entre el Bala Azul y el Efesé (2-2) tras un partido que pudo ganar cualquiera y en el que primó el juego directo, sobre todo por las condiciones del terreno de juego. Un encuentro más se le adelantaban los visitantes a un Bala Azul al que parece costarle entrar en los partidos.

Por fortuna para los locales, un claro penalti convertido por Ballesta hizo que los del Playasol se metieran de nuevo en el choque, empatando a los pocos minutos el gol inicial de Moscoso. A partir de ese momento, el dominio fue para el Bala Azul.

Tras la reanudación, el conjunto mazarronero conseguía darle la vuelta al partido con el gol de Pedro. Sin embargo, la profundidad de banquillo del Efesé y el paso atrás que dieron los locales fue aprovechado por los cartageneros para poner las tablas en el marcador cuando restaban quince minutos para el final, certificando el reparto de puntos.