PRIMEROS DANMIFICADOS DE UN REGLAMENTO OBSOLETO

El descenso del Racing y Extremadura impedirá subir a sus filiales a Segunda B

El conjunto cántabro y el extremeño han consumado en los últimos días su descenso a Segunda B, lo que impide que el segundo equipo pueda lograr el ascenso en el 'play off exprés' de Tercera

Un jugador del filial cántabro, de verde, que se queda sin ascenso a Segunda B
Un jugador del filial cántabro, de verde, que se queda sin ascenso a Segunda B  

La temporada ha entrado en su recta final y poco a poco comienzan a definirse las posiciones tanto de LaLiga Santander como de LaLiga Smartbank. Si en la máxima categoría del fútbol español este pasado miércoles se confirmaba el descenso del RCD Espanyol tras caer en el Camp Nou, el jueves fue el Extremadura quien tuvo que pasar el mismo mal trago, pero descendiendo de Segunda a Segunda B tras dos temporadas consecutivas en el fútbol profesional.

El equipo entrenador por Manuel Mosquera se suma al Racing de Santander, quien el pasado sábado también perdió la categoría un año después de lograr el ascenso. Estos dos descensos tienen una consecuencia directa con el 'play off exprés' de Tercera División que comenzará esta próxima semana, pues los filiales tanto de Racing de Santander (Rayo Cantabria) como de Extremadura (Extremadura B) están inmersos en la lucha por hacerse con una plaza en el fútbol de bronce.

El filial extremeño se enfrentará al Villanovense, mientras que el segundo equipo cántabro hará lo propio contra la Gimnástica de Torrelavega. Sin embargo, tras el descenso de los primeros equipos, los filiales no podrán ascender: "El descenso de un equipo del club patrocinador o equipo principal a la categoría en la que se encuentre adscrito un equipo de su club filial o equipo dependiente, acarreará el descenso de éstos, de manera que no puedan coincidir en la misma categoría", reza el Reglamento de la RFEF.

Es por ello que el 'play off exprés' cobra todavía más importancia para los equipos del grupo cántabro y extremeño, puesto que si algún club no logra el ascenso en el terreno de juego, podría lograrlo en los despachos si llega a disputar la final de esta fase: "La RFEF determinará la vacante o vacantes en las respectivas división o divisiones en que se produzcan con sujeción a los principios generales contenido en el ordenamiento deportivo, que no son otros sino el mejor derecho del equipo de la categoría inferior que con mayor puntuación no hubiere obtenido el ascenso y, en su caso, el de territorialidad", reza el artículo 197.2.

Por lo tanto, Rayo Cantabria y Extremadura B no ascenderán a Segunda B aunque ganen sus partidos, lo que congela en cierta medida su participación en el 'play off exprés'. La RFEF determinará la vacante de ambos equipos, que será cubierta por aquel club del 'play off exprés' de la territorialidad que haya estado más cerca de lograr el ascenso. Por ello, a juzgar por el tenor literal del Reglamento, en el grupo cántabro, LaredoGimnástica Tropezón disputarán la fase de ascenso con una vida extra, al igual que VillanovenseCacereño y Coria en el extremeño.