LA ENTREVISTA TELEFÓNICA EN TIEMPO DE COVID-19

El cartagenero Diego se quedó en un promedio de media tarjeta amarilla en el balance por partido de sus 22 actuaciones

Cualquier cosa (que no sea imposible, obvio) que un amigo pida a Diego es tema resuelto. Llegó a ser delegado del Lorca Deportiva porque  Pedro Cordero era el jefe del club blanquiazul
Diego de Haro, delegado de equipo. Una de sus múltiples funciones.
Diego de Haro, delegado de equipo. Una de sus múltiples funciones.  

Pasaron por esta sección deportistas, personajes relacionados con el fútbol, muy ocupados, pero el título de campeón se lo lleva Diego de Haro Malvarez, un cincuentañero polivalente para cien cosas. Los negocios, cercanos a la hostelería, a las artes gráficas (QDH, en el Polígono Beaza), casi siempre con su socio Joaquín Cutillas 'Quino', y en especial una variada participación en funciones en clubes de fútbol sala, fútbol 11, atletismo, desde jugador a entrenador, pasando por directivo, delegado de clubes de Cartagena y fuera de la ciudad marítima  y naturalmente árbitro. Además de colaborador (damos fe en Sportcartagena)  comentarista en prensa, radio, en partidos del Cartagena o del Jimbee y algunas incursiones en  tv autonómica.

d936e984-ff6e-468d-bb48-ea1ced6d2abd

En la cabina de Onda Regional en el Cartagonova, con Fermín Noaín y J.P. Hurtado. Eran otros tiempos...

Algo, seguro, se nos habrá quedado en el tintero. Su condición de procesionista, por ejemplo, no debe ser olvidada. Participación activa, metiendo además el hombro en los pasos de la Semana Santa

Cualquier cosa que un amigo pida a Diego es tema resuelto. Un día quiso colaborar con Pedro Cordero y  ejerció como delegado de campo en partidos del Lorca Deportiva en el estadio.

Buen conversador, la entrevista con él ha tenido media hora de duración pero tranquilamente pudo dar de sí dos, tres, cuatro  horas o más.