UN ALGECIRAS QUE SE LLEVÓ LOS 3 PUNTOS ANTE UN BUEN YECLANO

El Algeciras se lleva el choque ante el Yeclano (3-2)

El Nuevo Mirador se convirtió en una montaña rusa de emociones para disfrutar con una primera mitad arrolladora, para agachar la cabeza después tras ver cómo su equipo encajaba dos goles en dos minutos y finalmente para entrar en una especie de histeria colectiva cuando el triunfo llegó en el último arreón, en ese último tramo que parece haber firmado un pacto de sangre con Emilio Fajardo 
Celebrando el gol local // FOTO: Jorge del Águila
Celebrando el gol local // FOTO: Jorge del Águila  

El Algeciras CF tumbó al Yeclano Deportivo y lo tuvo que hacer por dos veces. Los albirrojos se toparon con un rival bravo, fuerte y trabajadísimo por su entrenador por mucho que se viera desbordado por momentos durante la primera parte. Nunca se bajó del partido un adversario que llegaba invicto. El Algeciras ya se ha dado cuenta de que en la categoría de bronce no vale con ponerse 2-0 y desconectar. Aquí no basta con darle al interruptor. En dos minutos te pueden caer dos goles. En dos minutos se puede hundir el barco. Y eso fue lo que estuvo a punto de pasar, pero el Algeciras maniobró desde el banquillo y su afición empujó, como siempre, para dar esa bocanada extra decisiva y dejar una victoria que vale mucho, muchísimo más que tres puntos

Antonio Domínguez un futbolista desequilibrante en territorio enemigo como no se recuerda por La Menacha. Suyos fueron los dos primeros tantos y suya fue la delicatessen de pase al algecireño Tote, que una vez más rescató la capa de héroe cuando más quemaba la pelota.

Si la primera mitad del Algeciras dejó a los de Fajardo en las nubes, la segunda bajó a casi todos a la tierra de golpe y porrazo. El técnico albirrojo recuperó en esencia el once de la primera jornada, la del empate con el Villarrubia, con Martos y Barba en una zona ancha en la que ya se ha hecho fuerte Antoñito. Braganza suplió al lesionado Gallardo en el lateral izquierdo y el capitán Iván quedó como el hombre de corte más trabajador en un once muy ofensivo, muy de tener la pelota. Arriba, Karim se había hecho merecedor del '9' tras su derroche en Murcia. Fuera de la convocatoria se quedaron Caturla, Albert Alavedra y Jardel.

El Algeciras salió dominante ante un Yeclano muy bien dispuesto, moviéndose como un acordeón ante las intentonas locales de abrir huecos. Hasta el minuto 10 no se pudo acercar por derecho el cuadro de Fajardo con una internada de Choco, pletórico en los primeros 45 minutos. Precisamente desde la banda derecha llegó el primer estocazo algecirista cuando en el 17' Choco puso un centro perfecto que cabeceó Antonio Domínguez con potencia. Saltó a un tiempo el Mirador. El tanto dio alas a un Algeciras que empezó a crecerse. Cinco minutos después, en el 22', Karim se marchó y sacó un pase al corazón del área donde Antonio Domínguez golpeó de primeras, sin pensar, como pocos saben hacer. 2-0. Cuatro después, en el 26', el mismo Antonio Domínguez mandó al larguero un libre directo en el que Serna hizo la estatua. Era una avalancha.

El Yeclano trató de achicar agua ante un Algeciras desatado. Jorge Barba pudo hacer el tercero en el 31' tras controlar y disparar dentro del área, pero se topó con el arquero. Los murcianos se asomaron por primera vez a los dominios de Lopito poco antes del descanso, primero tras una imprecisión de la zaga local, y después con una falta que Vaquero lanzó con mucha intención.

Tras el descanso, Antoñito probó fortuna con un disparo y parecía que la vida iba a seguir igual, sin embargo, los de Alejandro Sandroni dieron un paso al frente. El Yeclano se arrimó en el 47' y pudo marcar en doble oportunidad de Alayeto, que primero desbarató Borja Vicent y luego Lopito. Fue justo después del primer cambio -entró Cerpa por Barba- cuando la superioridad visitante se acrecentó. El Algeciras del primer tiempo desapareció, se descolocó y de pronto encajó un zarpazo cuando en el minuto 60 Alayeto enganchó un chutazo imparable. Con el Nuevo Mirador aún grogui, dos minutos después, los visitantes aprovecharon un córner para sorprender a toda la defensa albirroja y empatar. Héctor Camps encontró premio en el desaguisado colectivo, empezando por un Lopito que nunca se impuso por arriba. Ese déficit suele salir caro en Segunda B.

Con el 2-2, las caras del algecirismo se tornaron en un poema. El Yeclano se vino arriba y Tonete a punto estuvo de culminar la remontada en el 68'. El Algeciras lanzó por primera vez a puerta en el segundo periodo en el 73' con un remate más de rabia que de calidad de su capitán, Iván, que hacía lo imposible por contenerse. Fajardo encontró soluciones en la banqueta: hizo debutar a Antonio López y gastó la última bala con Tote. Antonio López se incrustó como un tanque arriba, mandó por alto y casó muy bien con un incansable Karim. 

Con las fuerzas equilibradas de nuevo, el último tramo se jugó a campo abierto, en gran parte porque el Yeclano no se conformó y pecó de ambiciosoEl Algeciras se aferró a su afición, a ese idilio mágico arrastrado desde la liguilla, y se agarró también a un pase magistral de Antonio Domínguez al hueco que dejó al canterano Tote solo ante Serna. El algecireño definió con todo el temple del mundo para desatar la locura de más de 3.500 personas.