PRIMER REENCUENTRO DE LOS DOS EX ALBINEGROS DESDE QUE SALIERON DE CARTAGENA

Fabri le da un repaso a Jémez o como el Granada se dispara y Las Palmas se hunde

Los dos son buenos amigos y dejaron una huella indeleble. Fabri, un tipo peculiar, aguantó hasta que Paco Gómez lo despidió una tarde de febrero en un ‘aquí te pillo aquí te mato’. Estaba sentenciado desde hacía tiempo a pesar de que dejó al equipo en el segundo puesto y...
Los dos son buenos amigos y dejaron una huella indeleble. Fabri, un tipo peculiar, aguantó hasta que Paco Gómez lo despidió una tarde de febrero en un ‘aquí te pillo aquí te mato’. Estaba sentenciado desde hacía tiempo a pesar de que dejó al equipo en el segundo puesto y poner los cimientos para formar aquella plantilla del ascenso. Fabri, por si alguien no lo sabe, fue quien fichó a Rubén cuando muy pocos le conocían. Fabri se hizo de amigos pero también de detractores. Sobre todo era leal e iba de cara, no como otros, como Juan Ignacio, sí, sí ¿porqué no decirlo?
Paco Jémez le sustituyó casi por sorpresa. Cuando llegó casi nadie le conocía a excepción de su paso por el Córdoba o el Murcia como futbolista. Pero como entrenador su pedigrí era escaso o nulo. Jémez cogió el testigo de Fabri y no hizo bien aunque también es verdad que tuvo toda la suerte del mundo en El Collao. Fue una ruleta rusa que jugó a su favor. También dejó a incondicionales y si no se quedó fue por no llegar a un acuerdo con Paco Gómez.

Este sábado se vieron las caras por vez primera. Casi no hubo saludo, lo justo y por cortesía, al menos lo que se vio por televisión. Lo que sí quedó claro es que se impuso la veteranía de un viejo zorro como Fabri, que triunfa en la categoría. Y quedó demostrado que los futbolistas siguen queriendo mucho a Paco Jémez quien, si no enmienda la plana, podría tener las horas contadas a juzgar por sus resultados: doce jornadas consecutivas sin ganar y enfilado hacia el descenso. El Granada de Fabri, empero, es todo lo contrario.

Las vueltas que da la vida. Las vueltas que da el fútbol.