TRAS LA ASAMBLEA DECISORIA A LA QUE SOLO ACUDEN 15 PERSONAS ADEMÁS DE SPORTCARTAGENA

El futuro del SCF Minerva depende de que aparezca un patrocinador que aporte de 30 a 40.000 euros para mantener al club en pie

Apenas un reducido grupo de socios del SCF Minerva, que no pasaban de quince, acudieron este lunes a la importante asamblea convocada por el club de Alumbres para evitar su desaparición. La directiva que ha presidido Manuel Tortosa en los últimos nueve años ha terminado arrrojando la toalla, cansados de no encontrar apoyos y ahora necesitan encontrar un patrocinador que aporte de 30 a 40.000 euros, que es el dinero que se necesita para mantener el futuro del club en pie. Por lo que hemos visto in situ en el propio campo de El Secante no es que haya mucho optimismo para que el Minerva siga compitiendo. El único medio informativo presente fue SPORTCARTAGENA, que recogió la información de primera mano

0f6736c3-77f0-4a7e-bd12-1005b8ecaabc
Albaladejo y Manuel Totosa, secretario y presidente salientes del SCF Minerva, dando explicaciones/Foto SCT

ALVARO PRIAN

Muchos problemas hemos podido conocer de primera mano durante la asamblea convocada por el SCF Minerva para decidir su futuro inminente, si se retiran o continúan compitiendo en Regional Preferente.

A la reunión de socios contamos unas 15 personas, que fueron las que acudieron para conocer las explicaciones de Manuel Tortosa, el presidente saliente, acompañado de Albaladejo, secretario del club. El resto de directivos han arrojado la toalla y el futuro del club parece más incierto que nunca.

9f4dcc32-4ce0-4421-a2cd-89eb68617d2d

Hay que recordar que el pueblo de Alumbres, que es una diputación cartagenera a 6 kilómetros de la ciudad marítima, apenas tiene casi 4.000 habitantes y el equipo ha descendido de Tercera después de unas temporadas brillantes en esta división pero la última reestructuración ha podido más que los propios resultados.

Para que el proyecto siga siendo viable se necesita una inyección económica de 30 a 40.000 euros, lo justo para poder seguir compitiendo tras el descenso de categoría

No apareció nadie dispuesto a hacerse cargo del equipo de Alumbres. La asamblea discurrió por cauces normales y antes de las 21.30 dio carpetazo a la reunión que lo deja todo en el aire aunque con pocas opciones, salvo un milagro, de que aparezca un patrocinador que aporte el dinero necesario para seguir vivo.