jueves. 01.12.2022
MUCHAS SOMBRAS Y POCAS LUCES EN UN PARTIDO QUE PODRÌA MIRARSE CON LUPA

Huele a chamusquina y a más cosas en el Martínez Valero

Es la historia de siempre en cada final de temporada, tufillo aquí, chamusquina allá, el central que se resbala, el mejor centrocampista del equipo contrario que, casualmente, tiene su tarde negra, el delantero que ni se le ve el pelo. En el Elche-Murcia hemos visto mucho de eso, un equipo...
Es la historia de siempre en cada final de temporada, tufillo aquí, chamusquina allá, el central que se resbala, el mejor centrocampista del equipo contrario que, casualmente, tiene su tarde negra, el delantero que ni se le ve el pelo. En el Elche-Murcia hemos visto mucho de eso, un equipo como el ilicitano que ha sido un pelele, un Murcia que ha sabido aprovecharse de los pasillos, de los regalos, de los resbalones, un gol, el 1-2 de Chando, en el que había hasta tres futbolistas murcianos en claro fuera de juego…
Nada de esto lo leeremos ni lo veremos por ningún sitio, mucho menos en la prensa regional, sólo dirán que el Murcia ha ganado, que el Murcia da un paso hacia la salvación, que ha sido superior…nadie dirá el olor a chamusquina que llega desde el Martínez Valero. Nadie contará nada. Todo el mundo callado con este ¿partido? que huele tan mal
Salvo su portero, Willy Caballero, daba vergüenza ver a este Elche. Vergüenza pura. Menuda diferencia con aquel conjunto aguerrido, pletórico, que jugó en Cartagena. ¿Y Acciari? ¿Ha jugado? ¿Estaba en el campo?Y si estaba ¿Qué ha hecho aparte de pasearse?¿Ha metido el pie ése que tiene y que todo lo puede? Al argentino sólo le ha faltado hacerles la ‘ola’ a sus amigos del Murcia. ¿Y Jorge Molina? ¿Dónde estaba el pichichi del grupo? ¿Cuántos pasillos hemos visto entre los centrales del Elche? ¿Dónde estaban durante toda la tarde los centrocampistas ilicitanos? La afición ilicitana, sabia y experta, ya pitaba a su equipo al descanso. Al final han pasado. Pero saben, como muchos hemos visto, que no ha sido un partido normal. Nada normal.

Está claro que la sombra de la familia Samper es larga, muy larga, que llega hasta dónde tenga que llegar. Los que hemos visto el partido hemos visto, con claridad, las facilidades, las tremendas facilidades que se ha encontrado el Murcia para llevarse estos tres puntos que pueden resultarle vitales. Lo inmenso es que, muchas veces, el trigo no es tan limpio como nos gustaría o como tendría que ser. Pero ojo, aunque lo pueda parecer, no está todo hecho.

Huele a chamusquina y a más cosas en el Martínez Valero
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios