YA ESTUVO TRES TEMPORADAS EN EL ATLETICO Y OTRAS TRES EN OSASUNA COMO ‘SEGUNDO’ ENTRENADOR

El Huesca coloca en su banquillo al mexicano Nacho Ambriz

Marcos Ignacio Ambriz Espinoza (Ciudad de México, 1965) es el nuevo entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca. El club azulgrana y el técnico han llegado a un acuerdo para que dirija al equipo altoaragonés en LaLiga SmartBank, en un vínculo durante dos temporadas. Nacho Ambriz se incorporará a la entidad en los próximos días, y lo hará junto a su cuerpo técnico formado por Luis Pérez, Edgar Solano Paredes y Luis Fernando Martínez Lizalde.

1024x800_71c4d67a9c27114304ambriz
El mexicano Ambriz, famoso en su país y todo un desconocido en Espala | Foto SD HUESCA

Con la promesa de que se verá a un equipo agresivo y con intensidad, Ignacio Ambriz fue presentado como director técnico del Huesca, equipo de la segunda división de España. Ambriz llega con contrato por dos años junto con su auxiliar Édgar Solano y su preparador físico Luis Velázquez.

Un equipo agresivo y con intensidad”, así dibuja Ambriz el conjunto que quiere que sea la SD Huesca esta temporada. Un Huesca con la misma ambición que asegura que tiene él. “Intentaré contagiarles de esta hambre con la que vengo, y espero convencerlos”, dijo el entrenador en su primera rueda de prensa al frente del conjunto, celebrada en la sala de prensa de El Alcoraz.

De hecho, incidió en esa máxima exigencia durante toda su comparecencia. “Estamos en una competición que está entre las seis primeras ligas del fútbol mundial. Que tiene una exigencia muy fuerte. Y tenemos un camino muy largo en el que hay que saber llegar al final. Tenemos que empezar bien, y cerrar el curso mucho mejor, porque hay veces que cuatro partidos no te salen y estas fuera”, valoró.

Pienso que como entrenas, juegas. Y si quieres jugar bien, tienes que entrenar. Yo se lo digo claro a mi preparador físico: No quiero que corran, quiero que vuelen”, insistió

“El equipo que es trabajador y es constante tiene muchas más opciones de acercarse al éxito”.

Nacho se puso este mismo día al frente del equipo, en la vuelta a los entrenamientos del equipo en Pirámide. Podrá empezar allí a trabajar con un grupo que se mantiene del curso anterior. “Hay cosas muy rescatables. Tanto Míchel como Pacheta hicieron un gran trabajo tanto en lo táctico como en lo físico, aunque lamentablemente no se pudo lograr la permanencia. Poco a poco en esta pretemporada ir metiendo conceptos y hábitos que me gusta que el equipo tenga”, apuntó.

“Tengo que adecuarme a la forma de jugar y a la exigencia. Y preparar al jugador con todas las herramientas. Lucharé mucho para que el equipo tenga un buen trato de la pelota. Como decía Luis Aragonés, si eres dueño del balón, eres dueño del partido”, dijo sobre su tipo de juego.

Ignacio Ambriz también habló de su decisión de dar el salto de nuevo a España, esta vez como entrenador. “Tenía el hambre de venir a Europa. Podía estar en México, en casa y con un buen contrato, pero prefiero venir y trabajar como sé, para no tener que recriminarme un día porqué no. Estuve tres años aquí con el Osasuna y tres con el Atlético. Fue de segundo, que no es lo mismo”, explicó, asegurando volver preparado para toda exigencia.

DESCONOCIDO EN ESPAÑA PERO CON UN DENSO HISTORIAL EN SU PAÍS

La historia de Ambriz como preparador es una historia de éxito durante su andadura en el país azteca, donde ha levantado títulos en tres clubes diferentes. Lo hizo primero en 2016, alzando la Liga de Campeones de la Concacaf con el Club América, el equipo más laureado de México. Después en 2018, con la Copa México al frente del Club Nexaca. Y por último en 2020, cuando se convirtió en campeón de la Liga MX, la Primera División mexicana, con el último club que ha dirigido, Club León. 

Contrastado técnico al otro lado del charco y considerado mejor preparador del país, esta no es ni mucho menos su primera experiencia en Europa. Durante siete años, entre 2002 y 2009, fue segundo entrenador de 'El Vasco' Javier Aguirre tanto en la selección mexicana como en su etapa en CA Osasuna y el Atlético de Madrid. Se trata, por tanto, de alguien que conoce a la perfección el fútbol español y ha ido madurando aquí sus ideas futbolísticas antes de dar el salto como primer entrenador.

Su filosofía de juego está centrada en el dominio del rival a través del balón, del buen trato de la pelota y de señas de identidad como "carácter, orden e intensidad" en sus equipos. 

Ambriz ha entrenado a un total de siete clubes mexicanos durante su carrera y como futbolista fue un destacado centrocampista, internacional con la tricolor en el Mundial de 1994 en Estados Unidos o la Copa América 1993 y 1995.