EN EL CAMPO DEL SECANTE

Sin suerte, la Minerva no puede pasar del empate ante el Atlético Pulpileño (0-0)

El clásico encuentro muy disputado, en El Secante, sobre todo en la primera mitad, con ocasiones de gol para ambos equipos, aunque las más claras las tuvo la Minerva en la segunda fase, pero sin que se materializasen en goles.

Paradón del portero pulpileño a cabezazo de Nono.
Paradón del portero pulpileño a cabezazo de Nono.  

 SFC MINERVA-ATLÉTICO PULPILEÑO: 0-0

SFC Minerva: Héctor, Jaime, Víctor, Abraham, Franky, Hafid, Nono, Pelusa (Pedro 89´), Patrice, Pintiño (Franco 67´), Chema.

 Atlético Pulpileño: Adrián, Mada, Alcántara, Joaquín Pastor (Lewis 47´), Álvaro Marín (Pico18´), Pibe, Sergio Camacho, Diego Ruiz, Oscar García, Jay Lee, Kike (Douglas46´).

SFC Minerva 9-12-2018

La Minerva en el matinal con el At. Pulpileño. Empate sin goles. / F.A.

El arbitraje corrió a cargo del Sr. Adrián Kilian Moreno Muñoz, que estuvo auxiliado en las bandas por los Srs. Juan Carlos Samper Portero y Antonio Francisco Almagro Sánchez. Fueron amonestados por la Minerva, Hafid y Víctor, este último por dos veces por lo que fue expulsado en el minuto 90, y por el Pulpileño, Alcántara.

Este domingo, en el Campo Municipal de Alumbres, El Secante, ante unos 150 espectadores, la SFC Minerva y el Pulpileño, han disputado el partido correspondiente a la jornada 18ª del Campeonato de Tercera División, Grupo XIII. El partido ha estado muy disputado, sobre todo en la primera mitad, con ocasiones de gol para ambos equipos, aunque las más claras las tuvo la Minerva en la segunda parte, que además reclamó un penalti a Patrice que el árbitro no pitó.

La primera parte estuvo muy igualada, con incursiones al área contraria por parte de los dos equipos, pero ni uno ni otro consiguió el objetivo de marcar, por lo que se llegó al descanso 0-0.

El segundo tiempo fue mayoritariamente de la Minerva que dispuso de varias ocasiones para desnivelar el marcador, la más clara en el minuto 69 por medio de Nono que remató de cabeza y el portero Adrián despejó providencialmente cuando ya se cantaba el gol en las gradas. Luego, en el 79, la Minerva reclamó un penalti a Patrice, porque una vez ganada la posición al defensa, y éste se disponía a disparar, Adrián entraba con todo y le arrollaba, pero el árbitro no castigó la infracción.