martes. 06.12.2022
TODOS SE REAFIRMAN EN SU POSTURA

El lío del Murcia se lía más aún al insistir LFP y RFEF que la Liga Adelante será de 22 equipos y no 23

Ángel María Villar no quiere ni hablar de una Segunda división con 23 equipos. Ahora mismo no es una opción para la RFEF, que se reúne este lunes para intentar aprobar las modificaciones del calendario, obligadas por la suspensión de la Liga Adelante que ha impuesto la LFP. Es un...
Ángel María Villar no quiere ni hablar de una Segunda división con 23 equipos. Ahora mismo no es una opción para la RFEF, que se reúne este lunes para intentar aprobar las modificaciones del calendario, obligadas por la suspensión de la Liga Adelante que ha impuesto la LFP. Es un acuerdo inevitable.

Como detonante está la decisión firme y no recurrible del juez Andrés Sánchez Magro de inscribir al Murcia de nuevo en Segunda división. Obliga a la LFP a deshacer una decisión ya tomada y argumentada sobradamente por todos los organismos deportivos que han tomado parte esta determinación.

Sin embargo, pese a no ser recurrible, si puede ser oponible, según fuentes de la LFP, que tenían 20 días para presentar los fundamentos de su oposición, algo que hicieron en menos de 24 horas.

Aseguran que les resulta imposible cumplir el mandato del juez porque para aumentar de 22 a 23 la competición, necesitan un acuerdo con la RFEF, algo totalmente inalcanzable dada la oposición de ambas entidades a hacerlo.

Tras el descenso del Murcia, el Mirandés fue inscrito con todos sus papeles en regla como el 22º integrante de la categoría de plata. Esa decisión es inamovible según las mismas fuentes de la LFP, algo que entra en directo conflicto con la decisión judicial.

En los próximos 10 días hábiles se tendrá que fijar un encuentro entre ambas partes —LFP y Real Murcia— para poner solución a un problema que de momento tiene en vilo al fútbol nacional, aunque el acuerdo está más que descartado y solo una rápida actuación del juez —ya sea reafirmándose o retractándose— desbloqueará el problema.

PODRÍA DESCENDER EN PLENA CAMPAÑA
Una opción que no es descartable en estos momentos es que tanto la LFP como la RFEF se vean obligados a inscribir al Murcia hasta que se resuelva el pleito. Si eso ocurre mediada la temporada y el juez termina dando la razón a la LFP, la pérdida de categoría se consumaría de forma inmediata.

Nadie quiere oír hablar de una liga de 23 equipos, ni mucho menos de 24, por lo que la posible repesca del Real Madrid Castilla —una posibilidad con la que se había especulado— está prácticamente descartada a día de hoy por las dos máximas instituciones del fútbol español.

El lío del Murcia se lía más aún al insistir LFP y RFEF que la Liga Adelante será de 22...
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios