El Odense danés iguala al Zenit en Pinatar Arena (1-1)

El Zenit de Lucescu no ha pasado del empate en Pinatar Arena con el Odense en el estreno como titular de Ivanovic.

Zenit Odense 2

 FZ ZENIT 1-1 ODENSE

 

Zenit: Lodygin, Anyukov, Lombaerts, Ivanovic, Criscito, Javi García, Yusupov, Shatov, Mak, Danny y Dzyuba También jugaron Mauricio, Mollo y Zhirkov. Entrenador: Mircea Lucescu.

Odense: Grytebust, Tinager, Theis, Thomassen, Barret, Desler, Jonsson, Nielsen, Edmundsson y Jacobsen. También jugaron Laursen, Pereira, Yao y Wutz. Entrenador:Kent Nielsen.   

Goles: 0-1 Minuto 9 Criscito. 1-1 Minuto 60 Barret.

Árbitro: Ola Hobber Nilsen del comité noruego.  

Más de 500  espectadores en Pinatar Arena.

Un golazo de Domenico Criscito a los 9 minutos de partido abría el marcador para un equipo ruso que demostró una clara superioridad en el juego sobre el cuadro danés. El serbio Branislav Ivanovic, recién llegado del Chelsea, disputó sus primeros minutos en Pinatar Arena con la camiseta del Zenit. En la segunda parte, Barret igualaría para un Odense que estuvo a punto de dar la sorpresa y llevarse el partido.

EL LASK LINZ PINCHA ANTE EL STROMSGODSET

Linz: Dmitrovic, Boateng, Ramsebner, Ullmann, Lageder, Grgic, Erdogan, Mayer, Miesenbruck, Gartler y Boele. También jugaron Fabiano, Michorl, Rep, Paulo Sergio y Penz Entrenador: Oliver Glasner.

Godset: Makari, Giesnes, Holbraten, Vilsvik, Hauger, Lunner, Tokstad, Andersen, Nguem, Engblom y Pedersen. También jugaron Jradi, Rubio, Parr y Johansen. Entrenador: Tor Ole Skullerud.

Goles: 0-1 Minuto 59 Andersen. 0-2 Minuto 90 Jradi

Árbitro: Svein Odvar Moen del comité noruego.  

Cerca de 100  espectadores en Pinatar Arena.

El Stromsgodset de Noruega se ha impuesto por 0-2 al Lask Linz de Austria tras aprovechar el viento a favor en la segunda parte. Ambos tantos llegaron de falta directa por mediación de Andersen y Jradi y acabaron dándole la victoria al cuadro noruego. En la primera parte el equipo austriaco dispuso de ocasiones para adelantarse en el marcador pero se vio superado por la eficacia a balón parado del cuadro nórdico.