LIGA SMARTBANK | TRAS CAER NUEVAMENTE, AHORA EN GERONA, POR TERCER PARTIDO CONSECUTIVO

Primera crisis grave de Pacheta en el Valladolid, que se desploma en la clasificación en una caída libre

José Rojo ‘Pacheta’ ya tiene la primera crisis importante en Pucela. Las tres derrotas consecutivas que acumula el Real Valladolid los ha sacado de los puestos de privilegio y ha puesto al técnico burgalés contra las cuerdas. La prensa especializada en el club albivioleta no perdona y ataca principalmente a Pacheta, del que no dejan títere con cabeza.

Aunque Pacheta afirma sentirse seguro de que van a saber revertir la situación la cara que tenía tras la derrota sufrida en Gerona era todo un poema. Perder tres partidos seguidos con solo seis encuentros disputados no entraba en el guión de nadie de Valladolid, por lo que el enfado es mayor aún.

El de Sala de los Infantes dejaba el mensaje de querer recuperar la estabilidad y la fiabilidad que tenía el Valladolid hasta hace cuatro días, peo el principal problema es que su credibilidad ante la opinión pública se ha visto resquebrajada y aunque reclama tranquilidad y tiempo para trabajar por la ciudad del Pisuerga tienen prisas para colocarse el primero o el segundo y que no se escape el ascenso a la Liga Santander.

1632000904_038897_1632001104_noticia_normal_recorte1

Pacheta con cara circunspecta en la sala de prensa de Montivili. En Valladolid ya lo están 'crucificando'

Tras esta dolorosa derrota  el técnico pucelano quiere estar centrado en lo importante que supondría "encontrar soluciones" soluciones en el menor tiempo posible porque una supuesta cuarta derrota en el ‘José Zorrilla’ ante el colista Alcorcón sería imperdonable para Ronaldo ‘el gordito’, máximo accionista desde la pasada campaña del club albivioleta, no ganarle a un equipo que suma cinco derrotas en seis partidos y que ya ha despedido a su entrenador.

Estaba fastidiado Pacheta con la derrota, pero en absoluto nervioso y desencajado. No es el de Salas un tipo que se descomponga con facilidad. El técnico llegó a presentar un once revolucionario en Montivili pero ni squiera le salió bien porque cambió a varios jugadores pero siguió apostando po l mismo sistema de jugar con tres centrales, algo que no termina de gustar.

El entrenador pucelano confesaba estar dolido por la derrota pero "tranquilo" y centrado en "encontrar soluciones". Calificó al penalti que sirvió para que le ganase el Girona de “penaltito” y aseguró sentirse fuerte para revertir la situación.