ENTREVISTA| ALEJANDRO OJAOS VALERA, CARTAGENERO Y UNO DE LOS CUATRO ÁRBITROS INTERNACIONALES DE FÚTBOL-PLAYA

"Una de las mejores decisiones de mi vida fue sin duda apostar por el arbitraje y el fútbol playa"

2d816f95-c77e-4abc-8649-407487c575e2
Alejandro Ojaos Valera arbitrando uno de los encuentros en Fútbol Playa // FOTO: SCT

Alejandro Ojaos Valera es uno de los colegiados de moda en la Región de Murcia, es cartagenero y el pasado 2021 consiguió además del ascenso a Segunda RFEF, una de las cuatro plazas como árbitro internacional de fútbol playa por la FIFA, las cuatro únicas que hay en España. Alejandro dispone de una historia muy curiosa que queremos trasladaros a cada uno de vosotros atendiendo a cómo el esfuerzo y la perseverancia pueden llevar al más alto de los éxitos 

Alejandro Ojaos Valera (29 años) árbitro cartagenero, presenta una de esas historias que merecen ser contadas. Tuvo sus inicios en el mundo del arbitraje en 2009, con 17 años y entrando simplemente 'por curiosidad' como él mismo afirma. Lo que no esperaba es que este mundillo del silbato acabaría atrapándolo, y logrando ocupar un lugar en su corazón y en su vida por siempre.

El colegiado cartagenero es el cuarto español que consigue la escarapela que le acredita como árbitro internacional de fútbol playa

El integrante del Comité Murciano actualmente compagina su actividad en el fútbol, donde el pasado año consiguió el ascenso a Segunda RFEF, con su nueva ocupación como árbitro internacional de fútbol playa. "Empecé a pitar un par de meses después de inscribirme en la Academia. Recuerdo comenzar pitando a chupetas en el campo del Mediterráneo y en los campos (entonces todos de tierra) de la zona", afirma Alejandro. 

LOS INICIOS NO FUERON FÁCILES

Pese a practicar algún deporte como el baloncesto, físicamente Ojaos Valera por entonces "no estaba muy bien", por lo que con el fin de escalar algún puesto en arbitraje y empezar a pitar ya en fútbol once, se terminó dando cuenta que debía arrancar ya con unos entrenamientos más serios. "Empecé justo el año siguiente (2010) la carrera de la universidad (UPCT), y a mi me gustaba tanto el arbitraje y el fútbol que por eso tuve que dejar el grado en ingeniería. La carrera en concreto hacía que le tuviese que dedicar mucho tiempo y es una de las que te tiene que gustar mucho. Cómo había otra cosa que me gustaba más, que era el arbitraje, acabé recalando en otra carrera que en su momento pensaba que más sencilla y que me atraía más como es Publicidad". 

Ojaos Valera terminó graduándose en el grado de Publicidad en la promoción del 2012/16. Pero en ese tiempo no estuvo parado ni mucho menos. En el propio año 2012 conseguía junto con su compañero y amigo Rafael Sánchez López (árbitro natural de Bullas que actualmente se encuentra en LaLiga SmartBank) un triple ascenso de categoría. El primero fue a Primera Territorial, pero no quedó ahí la cosa, en 2013 promocionaron a Preferente, y al año siguiente a Tercera División. "Tuvimos una carrera rápida (...) fuimos prácticamente de la mano"

121120142050511

Alejandro Ojaos Valera y Rafael Sánchez López en la ceremonia de entrega de premios por el ascenso de ambos a Tercera División, a 12/11/2014 // FOTO: FFRM

Una vez aterrizó en Tercera División, las exigencias eran mucho mayores. "Teníamos exámenes muy periódicamente, pruebas físicas... Ya hay un filtro mucho más grande, ya compites a nivel nacionañ para ascender a Segunda B. En ese momento me estanqué un poco ya que todo esto llegó con la salida de la Universidad, búsqueda de trabajo... es más complicado". 

PERO OJAOS VALERA SIEMPRE HA ESTADO AHÍ

"Los dos últimos años sí que notaba que había dedicado mucho tiempo para llegar hasta eso, físicamente estaba bien, estaba saliendo y ya la veteranía en los partidos... Mi punto fuerte siempre ha sido la parte teórica y ahí hemos estado hasta que ha llegado la oportunidad", Ojaos Valera divagó por Tercera División durante siete años hasta que pudo lograr su merecido ascenso a Segunda RFEF. 

Los árbitros estamos en este mundo porque nos tiene 'atrapados', y no te deja salir, (lo dice en sentido figurado para apostillar que...) estoy muy contento

<<La semana pasada estuve en Córdoba y cuando entrabas al campo y pisabas el césped les decía a mis compañeros: "mirad el césped, mirad arriba, porque por esto merece la pena. Tener a siete mil personas cantando el himno y vibrando... es fútbol". Hasta ascender también he vivido muchas experiencias duras, al final esto es como una forma de vida, no se puede vivir del arbitraje a estos niveles pero, al final vivimos para él>>

Ojaos Valera nos abre un tanto la puerta de la vida y situación del árbitro 'modesto' en la que asegura que obviamente no es de las mejores establecidas, "La gente no percibe la situación real del arbitraje. La población o el propio aficionado no entiende bien lo que es el arbitraje desde dentro. Estamos en este mundo porque nos ha atrapado y no te deja salirte, por lo que estoy muy contento.".

1636548052550

Alejandro Ojaos Valera durante un partido oficial // FOTO: SCT

Ojaos Valera, no pisó el freno ni llegando a Segunda RFEF este pasado año, ya que desde hace años también preparaba otro ascenso a la par, pero cambiando la superficie, de césped a arena. 

Alejandro puso su primer pie en Fútbol Playa por un compañero y amigo de Cartagena, Alfonso Ros, miembro de la delegación. "Yo lo veía alguna vez pitar Fútbol Playa, donde él estaba metido, y me empezó a interesar. La historia comenzó con un torneo territorial en el que de un día para otro faltaba un árbitro, y como yo había mostrado algo de interés fui a probar y me terminó por gustar de verdad. Fui a hacer cursos, me metí en Regional, enseguida fui al curso para entrar en Nacional y ahí estuve. Eso fue para hace cuatro o cinco temporadas

El Fútbol Playa se ha ido profesionalizando de una manera rápida en los últimos años, hay jugadores que viven ya del deporte. "Ves a futbolistas que ya se dedican a entrenar, a hacerlo con sus equipos, con la selección española... la cosa no es una broma ya"

El colegiado cartagenero se tomó muy enserio el fútbol playa desde el primer momento y fue cuajando grandes temporadas hasta que este pasado año 2021 de las cuatro plazas internacionales que ostenta España, se quedaban libres dos. Esas dos vacantes no caían del cielo, sino que una se liberaba por el retiro del arbitraje del que la ocupaba, y en el otro caso, el árbitro ascendía a LaLigaSmartBank y ya no podía compaginar ambas disciplinas. "Por este motivo se quedaban dos plazas libres y conseguí una de ellas. Y por supuesto estoy encantado". Alejandro además nos reconocía que hace pocos días le llegaba la escarapela y se encuentra obviamente "con ganas de estrenarla y ponérsela en el pecho".

IMG_1060

Ojaos Valera arbitrando un encuentro de Segunda RFEF este pasado año 2021// FOTO: SCT

"Es una ilusión, vas a viajar a sitios donde no hubieras ido por ti mismo. Ya sales de España y estas viendo con gente de todo el mundo, son selecciones internacionales que ya estas viviendo otras cosas, experiencias únicas. Yo siempre lo digo, al final la vida son decisiones, en el arbitraje lo son y en la vida también, y una de las mejores decisiones de mi vida fue sin duda comenzar en el mundillo, y seguro también lo es entrar en fútbol playa". Afirmaba rotundamente Ojaos Valera. "Ahora me esta dando la oportunidad de vivir el ámbito internacional, pero me ha dado hasta ahora de vivir a nivel nacional fuera de tu comunicad, y de guardar amistades de todos los rincones de España, eso es una maravilla"

FÚTBOL VS FÚTBOL PLAYA: DIFERENCIAS Y SIMILITUDES

La pregunta era obligada, y Alejandro nos cuenta y responde con mucho gusto la diferencia entre el fútbol 'normal' y el fútbol playa. "Hay que cambiar de chip totalmente, la diferencia es muy grande" aclaraba el colegiado, para luego seguir explicando que: "Tu llevas el reglamento de fútbol desde que entras, y lleva un bagaje detrás... El fútbol playa tiene sus peculiaridades y pequeñas diferencias que lo hace mucho más dinámico, más show en algunos aspectos... Es concentración pura y dura ". 

"El fútbol playa es una forma de compaginar esta pasión que tenemos por el arbitraje y lo que a ti te va a hacer es estar aún más metido en el mundo"

Acerca de las tarjetas, Alejandro opina que a su parecer: "suele ser una disciplina con menos tarjetas, con menos amonestaciones. Es un juego mucho más dinámico y no es tan agresivo en algunos aspectos. También es verdad que son periodos más cortos, el balón va por el aire y los jugadores saben bien cuando tienen que dejar rematar para que el otro no salga mal parado... La chilena es un recurso muy usado, y los jugadores que ya cuentan con cierta experiencia saben que tienen que dejar que el contrario pueda rematar".

El árbitro tiene que pensar más rápido, eso si que es cierto, al reducir dimensiones de campo, las oportunidades y por tanto las jugadas dejan más lugar de participación al colegiado en menos tiempo físico. "En el fútbol pueden pasar cinco, seis, siete minutos que estás de un lado a otro y no tomas ninguna decisión. Pero aquí no, cada pocos segundos tienes que intervenir y casi constantemente tomar decisiones bastante rápido, pero todo es concentración". Los periodos además son más cortos y a nivel físico también es muy intenso, sobre todo cuando los partidos son de niveles altos en los que los jugadores van a ida y vuelta.

¿Y qué es exactamente en lo que puede beneficiarse un árbitro alternando fútbol y fútbol playa? Pues la respuesta para Alejandro es muy simple, lo que te da es estar muy metido. "El fútbol playa es una forma de compaginar esta pasión que tenemos por el arbitraje y lo que a ti te va a hacer es estar aún más metido en el mundo. Estar mejor físicamente, estar más preparado en algunos aspectos, pero creo que es un complemento. Internacional de fútbol playa no quiere decir que vaya a ser de fútbol, que ojalá, pero si trabajas para estar bien en las dos cosas, las esperanzas seguro que terminarán dando resultados. Si están valorando que tienes una capacidad de gestionar en una disciplina, se puede trasladar a que se pueda realizar en la otra, pero es trabajar", concluye. 

IMG_20220115_202639

Fotografía de la escarapela perteneciente a Ojaos Valera que le acredita como árbitro internacional de Fútbol Playa por la FIFA // FOTO SCT

El colegiado cartagenero reconoce que no se esperaba ninguno de los dos ascensos del pasado año, son cosas que no se esperan, sino que trabajas día a día para que cuando llegue el momento puedas estar preparado, una filosofía que le ha servido para llegar hasta lo más alto. Ojaos Valera estuvo siete años en Tercera División y al sétimo ha llegado. "Podría haber llegado al segundo año o no podría haber llegado nunca, pero esto son trenes que pasan, y tienes que estar preparado para que cuando pasen, cogerlo". 

Aprovechando el inicio del 2022, y hablando de sus planes de futuro más cercanos, Alejandro comentaba entre risas que su meta es que al siguiente fin de semana no se equivoque mucho, pero yendo más allá el objetivo está claro: "Disfrutar. Hay que disfrutar mucho porque... esto lo saben los más cercanos (Familia, amigos, pareja...) que lleva mucho sacrificio. Estos dos últimos años he estado como si me preparara una oposición casi, es dedicarle mucho tiempo y esfuerzo, y por cosas como la del otro día en la que miraba al fondo de la grada y veía a la gente cantar merece todo lo pena". 

EL ÁRBITRO ES UN DEPORTISTA MÁS

"Nosotros somos los primeros que si fallamos, tras revisarlo, estamos más jodidos incluso que los que nos critican, ya que nosotros mismos somos en parte los que más nos criticamos para mejorar, somos los más duros con nosotros", explica humildemente Alejandro, y continúa: "En cuanto llegamos al vestuario, estamos revisando, comentando alguna jugada polémica. Somos humanos, nos vamos a equivocar siempre y habrá errores siempre. Con VAR, sin VAR, con más árbitros, con menos... nos vamos a equivocar siempre".

Como último deseo Alejandro espera que "toda esta situación del Covid acabe pronto y podamos seguir disfrutando plenamente del deporte, del fútbol, de poder seguir viendo las gradas llenas, de poder seguir viendo partidos cada fin de semana y si puede ser entre semana mejor... Y que se nos vaya viendo como personas trabajadoras y como un deportista más". 

El tiempo que Alejandro nos ha dedicado ha sido un regalo fantástico y le deseamos el mayor de los éxitos en sus próximas citas nacionales e internacionales. El trabajo y esfuerzo dan sus frutos, y Ojaos Valera es una gran prueba de ello.