EL JUEZ LO DECIDE ANTE LA GRAVEDAD DE LOS HECHOS

Villar y su hijo, a la cárcel sin fianza

El juez Santiago Pedraz ha enviado a prisión incondicional sin fianza a Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, y a su hijo Gorka, ambos detenidos el pasado martes en la operación Soule de corrupción, según confirman fuentes de la Fiscalía. El magistrado también ha enviado a prisión al vicepresidente de la federación y presidente de la territorial tinerfeña, Juan Padrón. El cuarto detenido en la Operación Soule, Ramón Hernández Baussou, secreterio de la federación tinerfeña, también va a la cárcel, aunque podrá salir cuando deposite una fianza de 100.000 euros, como solicitó la Fiscalía Anticorrupción.

402
402

En una resolución de 44 folios dictada esta tarde del jueves día 20, el juez acuerda esta  medida ante la gravedad de los delitos -administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares- lo que pudiera llevarles a huir de la justicia, "máxime ante la gran capacidad económica de la que disponen", dice Pedraz.

El magistrado habla de la posibilidad de obstrucción de la investigación, que se encuentra pendiente de analizar toda la documentación ocupada en los registros.

La macrooperación investiga, entre otros aspectos, los supuestos manejos de Ángel María Villar y de su hijo Gorka, abogado especialista en derecho deportivo, para cobrar comisiones por la celebración de partidos amistosos de la selección española absoluta.

Según el juez, al menos desde 2009, Villar creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos tanto públicos como privados de la Federación y otros organismos viculados a ella, como la Fundación y la Mutualidad de Previsión Social de Futbolistas Españoles (Mupresfe).

El magistrado aprecia que se estableció una relación de "clientelismo" tanto en la contratación de personal -que recae en familiares- como en la adjudicación de contratos de suministro a cambio de "determinadas contraprestaciones