CON GOLES DOS GOLES DE CAMPS Y DE CHINO

El Yeclano sigue fuerte y le hace daño al Línense (3-0)

El Yeclano Deportivo alargó su estado de gracia con una contundente victoria, su segunda consecutiva ante la Balona, que llegaba a Yecla con una racha de cinco encuentros sin conocer la derrota. Un Héctor Camps en estado de gracia en la primera mitad y Chino en la segunda catapultan a un Yeclano que cada vez sorprende menos y gusta más

El Yeclano se impuso ante el Línense por goleada // FOTO: SCT
El Yeclano se impuso ante el Línense por goleada // FOTO: SCT  

FICHA TÉCNICA

Alineaciones

YECLANO DEPORTIVO: Serna, Mario Sánchez, Héctor Camps, Chino, Víctor Fenoll (53' Pablo Vivanco), Iker Torre, Álex Vaquero (78' Javi Saura), Fran Martínez, Carlos Selfa, Rulo (70' Tonete), Luis Castillo 

BALOMPÉDICA LÍNENSE: Javi Montoya, Sergio Rodríguez (64' Kaya Mousa), Tomás Sánchez (84' Fonseca), Vega, Carrasco, Abdoul, Manu Molina, Albisua (56' Bandeh Mousa), Pito Camacho, Forján, Fabricio. 

GOLES: 1-0 Min39 Camps; 2-0 Min42 Camps; 3-0 Min51 Chino 

ÁRBITRO: Lou Ballano (colegio aragonés) mostró amarillas a Mario Sánchez, Álex Vaquero por parte del Yeclano y a Abdoul por parte del Línense 

ESTADIO: La Constitución ante 2000 espectadores 

LA CRÓNICA 

Por ÁLVARO AYALA

El frío pareció afectar a ambos equipos durante los primeros minutos del partido. Incluido al árbitro, que señaló la que posiblemente sea la amarilla más temprana de la temporada en Segunda B al azulgrana Mario Sánchez. La Balona, fue mucho más activa y mejor situada en el césped, quiso llevar la iniciativa sin demasiada suerte.

El conjunto azulgrana sumó incluso algunos errores que pudo costar goles, como una pérdida de Chino que no supo aprovechar Forján ni el posterior rechace de Serna que rebotó en el propio Forján volviendo a las manos de Serna.

Los Yeclanos supieron también merodear sin fortuna el área defendida por el portero Javi MontoyaFenoll y Rulo cercaron ambos carriles pero sus centros no encontraron destinatario de los jugadores del Yeclano. Luis Castillo fue el que más cerca lo tuvo, que no alcanzó al envío de Rulo por un suspiro. Pito Camacho también rozó el gol en un cabezazo que se marchó por encima del larguero.

Pero cuando peor lo estaba pasando el Yeclano, llegaron los goles. Consecutivos y ambos del lateral zurdo. Héctor Camps recogió un balón que Rulo llevó hasta el balcón del área. Sufrió falta, la pelota se marchaba pero apareció el alicantino para cruzar un disparo perfecto inalcanzable para Montoya. Apenas dos minutos después, el propio Camps se levantó sobre el resto para convertir el segundo en un saque de esquina que botó Vaquero. La sensación fue de que el Yeclano, con lo justo, se colocaba en la mejor situación posible.

Además, mejoró tras la reanudación, cuando los de Sandroni, lejos de conformarse, buscaron el tercero. Lo encontró Chino de carambola en un saque de esquina. Por contra, perdió por lesión a Víctor Fenoll que instantes antes consiguió precisamente ese mismo córner en el que se rompió. La Balona se vino totalmente abajo. Incapaz de crear peligro y de quitarse de encima la mejor disposición de los azulgranas en el terreno de juego.

Fueron los yeclanos quienes siguieron buscando el gol. Iker Torre estuvo a punto de sumarse a la fiesta pero su disparo se marchó cerca del poste derecho de Javi Montoya tras una gran asistencia de Rulo que estrenó titularidad en Yecla con un gran sabor de boca hasta que fue sustituido por un Tonete al que se le agradeció por parte de la grada el esfuerzo de Sanlúcar del fin de semana anterior.

El frío en el ambiente fue contagiando poco a poco a los equipos que a medida que se acercó el final apaciguó ánimos. Y era necesario porque por momentos hubo fogonazos entre algunos jugadores, como entre Manu Molina y Vaquero que el colegiado resolvió amonestando al de azulgrana que fue sustituído a falta de menos de un cuarto de hora por Javi Saura.

Algunos chispazos de Luis Castillo y Tonete con un Saura desatado y sin presión completaron una actuación impecable en cuanto a la solvencia de los de Sandroni que, jornada a jornada, sigue certificando que llegó a la categoría competir y a ganar.