PRÓXIMO RIVAL ALBINEGRO

Hicham debuta con el Cádiz B, que pierde 1-2 con el Sevilla At.

Los visitantes se adelantaron por partida doble. Los amarillos se metieron en el partido con gol de Chapela, pero no tuvieron la fortuna de nivelar. El cartagenero Hicham debutó en el minuto 80

El Cádiz B acaba de empatar ante el Sevilla At.//Foto: CÁDIZ CF
El Cádiz B acaba de empatar ante el Sevilla At.//Foto: CÁDIZ CF

FICHA TÉCNICA 

CÁDIZ CF B: Cristian, Moisés, Saturday, Alonso, Franco (Hicham, 80’), Javi Pérez, Sergio González, Idrissa (Rivero, 70’), Sergio Pérez, Víctor (Chapela, 46’) y Nieto. 

SEVILLA ATLÉTICO: Lucho, Amo, Kibamba, Lara, Juanpe, Mena, Pejiño, Ortiz, Robles, Vázquez y Carlos. 

GOLES: 0-1, Ortiz (11’), 0-2, Vázquez, (46’) y 1-2, Chapela (60’).

LA CRÓNICA

El Sevilla Atlético se llevó la victoria de El Rosal en un ajustado y emocionante encuentro que fue ganando temperatura con el pase de los minutos. Los visitantes se adelantaron por partida doble y Chapela acortó después.

El choque entre filiales comenzó con los amarillos teniendo la posesión de la pelota y mandando en los primeros compases, aunque los hispalenses tenían las ideas muy claras, ya que toda acción de robo se traducía en una llegada rápida. 

Así, el Sevilla Atlético tuvo  dos intentonas con disparos de Pejiño y Mena y podo después llegó el gol. Los visitantes se adelantaron en un centro colgado desde la derecha que cabeceó en el segundo palo Ortiz. 

Los cadistas, inicialmente, no acusaron el golpe porque se mantenían la misma inercia pero bien es cierto que con el paso de los minutos las llegadas de los chicos de Gallardo eran peligrosas, especialmente Pejiño. El barbateño cedió atrás a Mena que estrelló el balón en el palo y poco después tuvo el segundo el propio Pejiño con una internada que abortó Cristian. 

En la reanudación llegó una acción clave para el encuentro, que fue un penalti de Idrissa en el 46’. El visitante Vázquez no erró desde los once metros. A partir de ahí los visitantes se dedicaron a defendere. 

El filial se fue a por todas al ataque y con los cambios ganó en profundidad, siendo precisamente el recién incorporado Chapela el que acortó distancias.