miércoles. 17.08.2022
LA AVENTURA DE DOS CARTAGENEROS EN 115 MILLAS DE RECORRIDO

Cuarenta mil paladas unirán las costas de Cartagena y Orán

115 millas, o lo que es lo mismo, en torno a 220 kilómetros de recorrido, unas 35 horas de navegación sin parar y 20.000 paleados por cada mano. Esta es la distancia que separa a dos ciudades del Mediterráneo, Cartagena y Orán, al tiempo que también es el nuevo desafío...


115 millas, o lo que es lo mismo, en torno a 220 kilómetros de recorrido, unas 35 horas de navegación sin parar y 20.000 paleados por cada mano. Esta es la distancia que separa a dos ciudades del Mediterráneo, Cartagena y Orán, al tiempo que también es el nuevo desafío deportivo que se han marcado dos cartageneros, Alejandro y Pedro.
 

La I Travesía en Kayak Cartagena-Orán ha sido presentada esta mañana  de miércoles 12 de junio en el Palacio Consistorial, y acompañando a estos dos aventureros, han estados los concejales de Deportes e Infraestructuras, Diego Ortega y Francisco Espejo, respectivamente, junto con el presidente del Club de Regatas (RCRC), Miguel Ángel Celdrán, y el vocal de piragüismo del RCRC, Antonio Cordero.
 

Por qué no reactivar las relaciones entre ambas ciudades a nivel náutico. Este interrogante, planteado por el presidente del club de regatas de la ciudad argelina a su homólogo cartagenero, fue el inicio de esta travesía que aspira a consolidarse en el futuro a nivel internacional y que junto con la ruta en kayak, prepara otra alternativa de cruceros para el año que viene, ha detallado Celdrán.
 
 
La salida está prevista para el jueves 27 de junio en horario de tarde, aunque todo está supeditado a la climatología, mientras que la llegada se prevé para el mediodía del sábado 29 de junio. La distancia que recorrerán Alejandro y Pedro, (se estima que la distancia real sea de 240 kilómetros debido al trayecto), es la de mayor longitud permitida sin escalas, en palabras de Cordero.
 
 
Aunque ya han realizado con anterioridad otras travesías, los principales retos son la ausencia de escalas y las dos noches de recorrido sin dormir. Habrá que dormir bastante los días previos para no acumular fatiga, y haremos paradas periódicas cada dos o tres horas para estirar el cuerpo, comentaba Alejandro, quien ya ha recorrido la práctica totalidad de la Península Ibérica.
 
 
A una velocidad máxima de 10 kilómetros la hora, y sólo acompañados por un barco de apoyo que velará por su seguridad, esta ruta en kayak se caracteriza por la plena autonomía de sus participantes. Respecto a la alimentación, y cansados de las barritas energéticas, confiesan que los bocadillos serán el menú principal, junto con la hidratación ya que tendrán que suplir unos cuatro o cinco litros diarios.
 
 
El último en tomar la palabra ha sido el edil de Infraestructuras, quien ha elogiado la valentía de Alejandro y Pedro, tanto en el aspecto físico como psicológico. Además, ha resaltado que la travesía sirve para promocionar la ciudad, y permite que Cartagena siga siendo puntera a nivel turístico y deportivo.

Cuarenta mil paladas unirán las costas de Cartagena y Orán
Comentarios